Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El análisis del muro de O Con tendrá cerrada parte de la playa hasta mediados de julio

Operarios, ayer, tanto en el muro sobre la arena como en la parte del mirador sobre O Con. |   // GONZALO NÚÑEZ

Operarios, ayer, tanto en el muro sobre la arena como en la parte del mirador sobre O Con. | // GONZALO NÚÑEZ

El riesgo de desprendimientos de cascotes sobre la playa de O Con procedentes del muro alto del mirador de O Fiunchal, en A Masandía, obligó al Concello a balizar parte de esta playa, por precaución. La zona del arenal a la que no se debe acceder, así como el propio mirador vallado, permanecerá cerrada al menos hasta mediados del mes de julio. Y es que ayer mismo comenzaron los trabajos de análisis del estado estructural del muro, contratado por el Concello a Fortop Topografía. La administración local invierte en este análisis 17.303 euros al entender que le corresponde el mantenimiento del mirador, aunque toda la zona está bajo dominio de Costas del Estado y, si se determina que es necesaria una actuación de calado para resolver problemas estructurales, el Concello deberá implicar a esta administración.

Operarios, en la zona balizada, ante el muro en mal estado. / G.N.

El personal que comenzó ayer sus trabajos estará cuatro semanas sobre el terreno, encargándose de tareas como una auscultación geodésica, una investigación in situ y con estudios de laboratorio que incluyen la realización de ensayos de penetración en el terreno ubicado tras el muro inferior, así como pruebas en los alzados de ambos muros.

Finalmente se verificará la estabilidad de los estados límite de equilibrio y se analizará la resistencia mecánica de las secciones de cimentación y del alzado del muro. “Los resultados nos darán información precisa para conocer la fiabilidad estructural del muro y su situación en relación con las exigencias normativas”, apunta el concejal de Urbanismo, Odilo Barreiro.

Para iniciar estos trabajos el pasado lunes personal municipal retiró la pérgola del mirador, que lleva vallado desde comienzos del mes de mayo.

A mediados de julio el Concello debería saber si la estructura del muro es o no peligrosa, determinando si la caída de cascotes se puede resolver con una intervención de carácter estético o si es necesario arreglar por completo la estructura.

El Concello pide a los bañistas que no se acerquen a la zona

Pese al reciente balizamiento de un tramo de la playa de O Con para evitar daños físicos en el caso de que se desprendan nuevamente cascotes del muro, como ocurrió el pasado verano, es habitual estos días ver a bañistas extendiendo las toallas en la zona cerrada al paso, así como a viandantes pasar sin mayor reparo. Desde el Concello piden a los vecinos que respeten el balizamiento por razones de precaución. No descartan la instalación de algún cartel alertando del peligro. El balizamiento incluye también una pequeña zona de la lámina de agua, que queda vetada al baño hasta determinar la gravedad del deterioro que sufre el muro. El arenal de O Con deberá lucir su bandera azul, con los socorristas desplegados, a partir del próximo 1 de julio.

Compartir el artículo

stats