La parroquia de Domaio se volcó ayer en el acto de despedida del director del colegio de la parroquia, Carlos Canabal, que lleva 33 años en el centro y 24 como responsable. Ahora que le llega su jubilación, invitó a todos los colectivos y personas que colaboraron con el colegio a lo largo de estas tres décadas. El evento se convirtió en un homenaje a su persona y a su “implicación” sin descanso en la mejora de la institución. La alcaldesa, Leticia Santos; el jefe territorial de Educación, César Pérez Ares; y la edil de Ensino, Dolores Chapela, fueron las autoridades presentes que recordaron las inversiones realizadas gracias al empeño del director. Las asociaciones vecinales Monte Faro y O Porto; la Comunidade de Montes; la Asociación Folclórica Charaviscas, la Asociación de Mulleres Poza da Moura y empresas de la construcción o de transporte como Benito García, asistieron a un acto que estuvo amenizado por la música de Tradisón.

El director se dirige a los alumnos y los colectivos. / G.N.