Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La OMIC de Bueu asesoró a 428 personas en el último año por las tarifas eléctricas

Edificio donde está situada la Oficina Municipal de Información al Consumidor de Bueu. | // SANTOS ÁLVAREZ

La Oficina Municipal de Información al Consumidor de Bueu asesoró desde junio del año pasado hasta la actualidad a un total de 428 personas por cuestiones relacionadas con las empresas eléctricas en una tarea que incluyó información sobre las comercializadoras en materia de discriminación horaria, potencia y otros aspectos. Es tan solo uno de los ejes de actuación del servicio municipal en lo referente a las eléctricas, con una labor que se ha intensificado en los últimos días por la entrada en vigor de la nueva facturación por tramos. Los cálculos realizados por la propia OMIC apuntan a que su asesoramiento permitió a los vecinos un ahorro estimado de unos 40.000 euros.

Desde el servicio municipal se asegura que ya desde la liberalización del mercado energético en 2009 la oficina presta un servicio integral que permite, entre otras medidas, la revisión de la facturación de los usuarios y la interposición de reclamaciones si así procede. En este último año se han realizado 42 reclamaciones, con un ahorro estimado de 4.083 euros.

Las gestiones del servicio municipal lograron un ahorro estimado de unos 40.000 euros a los consumidores

decoration

Otra de las cuestiones más habituales fue la de informar sobre las comercializadoras de mercado libre y regulado (PVPC, es decir, Precio Voluntario para el Pequeño Consumidor), con la recomendación de acogerse a esta última para poder beneficiarse de los distintos mecanismos de ahorro. Fueron 428 las personas que acudieron a la oficina por esta cuestión, y 60 de ellas optaron por bajar la potencia. La estimación es que el ahorro medio por suministro, siempre en función del consumo, podría situarse en torno a los 300 euros, y que la cifra total en esta partida sería de unos 18.000 euros.

El tercer elemento en el que se centró la OMIC fue la información y tramitación del bono social, del cual se tramitaron un total de 86 solicitudes, con un ahorro medio cercano a los 140 euros al año, lo que supone un global de 12.000 euros. También se asesoró acerca del denominado bono social térmico, asociado al bono social, ayudando a los solicitantes con la gestión para pedirlo y aceptarlo. Aquí fueron 35 las personas que acudieron al servicio municipal una vez recibieron la comunicación del Inega a finales del pasado año. En total el dinero conseguido fue de 2.521 euros.

Se han tramitado un total de 86 bonos sociales y 35 térmicos

decoration

La OMIC también tuvo que intervenir en varios casos para paralizar el corte del suministro por falta de pago, utilizando la fórmula de la solicitud del aplazamiento de deuda hasta 24 meses. En este apartado hubo cuatro restablecimientos del servicio por corte y cinco solicitudes de aplazamiento de deuda, fraccionando la misma a lo largo de 24 meses.

Por último, se ha prestado asesoramiento sobre la tarifa 2.0 TD (la nueva tarificación por tramos). Desde el pasado 20 de abril hasta ahora han preguntado por la misma 220 personas, y se ha asesorado a 90 de ellas para que realizasen un cambio en la tarifa.

Desde el Concello de Bueu el regidor, Félix Juncal, subraya que el de las eléctricas es un asunto “que preocupa al ciudadano” y que por ello, como en otros anteriores “como las preferentes, el Concello cumplirá un papel activo de ayudar a los vecinos con este servicio municipal de la OMIC”.

Si en días pasados desde el PP se había solicitado la organización de una charla informativa sobre la nueva tarificación, la idea no es compartida por la OMIC, que apuesta por una atención individualizada aportando las facturas. Las razones son que estos nuevos tramos no afectan a todos los consumidores en función de si tienen contrato regulado o están en el mercado libre.

Compartir el artículo

stats