Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia dispara las viviendas de uso turístico en Cangas

Una vista de la vivienda turística A Casa do Outeiro en el casco histórico de Cangas. |   // FDV

Una vista de la vivienda turística A Casa do Outeiro en el casco histórico de Cangas. | // FDV

El turismo de casa de alquiler en verano siempre estuvo muy arraigado en la comarca, por encima del turismo de hotel que sigue sin arrancar, aunque siempre había sido un sector sin profesionalizar. Se alquilaban casas de playa “como churros”, pero en muchas ocasiones sin reunir las mínimas condiciones de calidad. Desde 2017 el sector está regularizado con la creación de la figura de las viviendas de uso turístico de Galicia, con las que se ha dado un gran salto turístico, que en Cangas también se ha dejado sentir con la entrada de gente joven con proyectos de diseño y un concepto de alquiler con calidad.

Terraza con vistas a la alameda de Cangas desde la vivienda Ático do Arco. | // FDV

La comarca tiene un total de 668 viviendas de uso turístico, según confirma con los datos del registro, la presidenta de la Asociación de Viviendas Turísticas de Galicia “Aviturga”, Dulcinea Abuín. Desde el inicio de la pandemia del COVID-19, en marzo de 2020, el número de estas viviendas se ha incrementando en Galicia entre un 20 y un 25% (pasó de 10.000 a 12.000) y O Morrazo no ha escapado a ese aumento, con 150 dadas de alta en el último año. La pandemia ha hecho que se vuelva más a ese turismo de casa particular, que permite más libertad.

Cangas es el municipio que aglutina la mayor parte de las viviendas de uso turístico de la comarca, con 366 y un incremento de 85 con respecto al inicio de la pandemia, cuando tenía 281, señala Abuín. Bueu es el segundo municipio en volumen de viviendas, con 229 y un incremento de 55 con respecto a hace un año cuando tenía 174. Y a mucha más distancia se sitúa Moaña, en donde las viviendas de uso turístico no acaban de despegar y en donde, sin embargo, se ubica el único hotel de cuatro estrellas de la comarca que, por cierto, sigue cerrado por la pandemia. En Moaña hay 73 viviendas de uso turístico registradas, solo 8 más que en mazo de 2020, cuando tenía 65.

Otra vivienda turística en Liméns.

Otra vivienda turística en Liméns.

Las cifras que se manejan en la comarca no son comparables, por ejemplo, a las 2.008 viviendas que tiene registradas Sanxenxo, que es el municipio líder en Galicia en cuanto a este tipo de casas turísticas, pero Cangas sí adelanta a Baiona, que tiene registradas 200, a Nigrán, con 154, a Poio, con 281 y está acercándose a O Grove, con 397. A Guarda está en el nivel de Moaña, con 78 viviendas. Están surgiendo ahora comentarios de hoteles que tiene en proyecto su reconversión en viviendas de este tipo, debido a la caída de la ocupación en este sector, aunque dicha reconversión también supone una inversión importante.

Casa do Outeiro por fuera en el casco histórico de Cangas.

Casa do Outeiro por fuera en el casco histórico de Cangas.

La ocupación que se espera para este verano en las viviendas de uso turístico es buena, asegura Abuín. Para la primera quincena de agosto, la ocupación que registra O Morrazo es del 64%, si bien la del mes de julio no llega al 50%. El verano pasado la ocupación en la primera quincena de agosto fue del 84%, en la segunda, del 81% y en julio, del 71%. La presidenta de Aviturga recuerda que existe la plataforma legalízate.gal para seguir regularizando este tipo de viviendas, para lo cual hay que pagar una tasa de 59,78 euros, tener todas las licencias, cumplir mínimos de calidad y tener seguro de responsabilidad Civil.

Los precios de las viviendas son variables, dependiendo de si es casa o piso y también de la ubicación. En el portal Windu aparece, por ejemplo, una casa en la zona de Liméns, con una habitacion y capacidad para 4 personas, cuyo alquiler es de 4.000 euros por una quincena. Ya solo está libre en la segunda quincena de junio y del 1 al 11 de julio. Un apartamento en Vilariño (O Hío), para 6 huéspedes, tiene un precio de 1.185 euros la quincena. Ya está lleno julio y agosto. Otro apartamento con vistas a Massó, en Cangas, de 87 metros cuadrados, y con capacidad para 8 personas con tres habitaciones, cuesta 132 euros al día y entre 1.980 y 2002 euros la quincena.

Casa Moraima, en el casco histórico de Cangas.

Casa Moraima, en el casco histórico de Cangas.

Alquilar con calidad en el casco histórico cangués

El casco histórico de Cangas se ha convertido en uno de los grandes atractivos para el sector de las viviendas de uso turístico en el municipio. En los últimos años se han rehabilitado antiguas construcciones de piedra que hoy son establecimientos de alquiler turístico. Es el caso de A Casa do Outeiro, cuya propietaria Beti Iglesias, además de haber cumplido con una exitosa rehabilitación, logra publicitarla con esa imagen de establecimiento con encanto que está persiguiendo la nueva generación de empresarios del sector.

Otra vista del "Ático do Arco".

El problema de las viviendas del casco histórico es que se trata de casas pequeñas, en altura, con escaleras, a las que hay que resolver la accesibilidad. A Casa do Outeiro se distribuye en tres alturas -bajo, primera planta y bajo cubierta, con dos habitaciones, cocina americana, un baño y un aseo, con capacidad para cuatro huéspedes. El precio de una quincena es de 1.100 euros para arriba. “Ático do Arco” es otra de estas viviendas con encanto del casco histórico, con amplia terraza, como también “Moraima”, una vivienda de tres plantas con tres dormitorios, cocina y salón. Los precios están entre 2.460 y 2.810 euros la quincena, respectivamente.

Compartir el artículo

stats