Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu abre el plazo de alegaciones para su plan contra incendios

El documento estará expuesto durante 20 días en el concello y en su página web

Zona forestal en Bueu, en la parroquia de Cela.   | // SANTOS ÁLVAREZ

Zona forestal en Bueu, en la parroquia de Cela. | // SANTOS ÁLVAREZ

El Concello de Bueu ha abierto el plazo de exposición pública y de presentación de alegaciones para su Plan de Prevención y Defensa contra los Incendios Forestales, un documento marco en el que se identifican las zonas vulnerables del municipio así como se fija un protocolo de actuación en caso de que se produzca algún fuego. El plan, elaborado por el ingeniero técnico Manuel Peixoto, podrá consultarse a lo largo de los próximos 20 días en la página web del concello buenense o bien de forma presencial en el departamento de Urbanismo e Medio Ambiente.

El concejal de Medio Ambiente, Xosé Leal, manifestó que en cuanto se logre la aprobación definitiva se suscribirá un convenio con la Xunta de Galicia “que nos dará amparo ante las numerosas instancias que presentan los vecinos por la proliferación de especies arbóreas próximas a sus viviendas y que suponen un gran peligro”. En este sentido, una de las actuaciones a las que dará respaldo legal el plan es a las notificaciones municipales a propietarios de terrenos forestales próximos a núcleos de población para instarlos a su limpieza y así evitar el riesgo de incendios. El plan también permitirá ordenar y ejecutar de forma subsidiaria la gestión de la biomasa y la retirada de especies arbóreas en ese entorno.

El documento podrá consultarse en el concello o en la página web municipal

decoration

El documento se estructura en cinco partes: El primero define el municipio y sus redes secundarias de gestión de biomasa; el segundo el riesgo existente para cada una de las áreas afectadas definiendo los elementos vulnerables de las mismas; el tercero trata de los niveles de activación del plan en función de su peligrosidad; el cuarto organiza a los responsables municipales en grupos de trabajo; y el quinto establece las normas generales de actuación para cada responsable de grupo.

El plan recoge un total de 34 masas forestales en todo el municipio, con una superficie conjunta de 1.890 hectáreas. Asimismo establece hasta ocho áreas con vulnerabilidad, que están situados en el entorno de Cabo Udra y las inmediaciones de la playa de Lagos; en el entorno de la playa de Tuia; en Bon de Arriba; en Bon de Abaixo; en O Valado; en el parque empresarial de Castiñeiras; en el entorno de A Portela; y en Ermelo. Dentro de las problemáticas detectadas están los núcleos pequeños de viviendas estacionales y autocaravanas, con el posible desconocimiento de la zona. También se estudia la cercanía a masas forestales o el hecho de contar con industrias con una elevada carga ponderada de fuego, como es el caso del polígono industrial.

Por último se ha perfilado un plan de evacuación que incluye también tres posibles centros de acogida en el Hotel Residencia Alda Bueumar, el Hotel Incamar y la Pensión Loureiro.

Compartir el artículo

stats