Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Os Galos rompe con el Concello de Bueu

Interior de la carpìntería de ribeira de Banda do Río, en Bueu. |   // SANTOS ÁLVAREZ

Interior de la carpìntería de ribeira de Banda do Río, en Bueu. | // SANTOS ÁLVAREZ

Suspender cualquier tipo de colaboración con el Concello de Bueu hasta que se acometa la segunda fase de la reforma de la carpintería de ribeira de Banda do Río. Ese es el órdago que la Asociación Cultural Os Galos ha lanzado al gobierno local buenense en una declaración de intenciones que afectaría de forma directa a la celebración de actos como el Encontro de Embarcacións Tradicionais o la Semana do Mar, previstas para el verano. El colectivo ha plasmado sus intenciones en un documento que presentó en la mañana de ayer por registro y que en la práctica supone una ruptura total de las relaciones con el ente municipal.

“En principio esa segunda fase se iba a acometer cuando acabase la primera, y eso fue hace tres años. Nos dijeron que podría ser para principios de este año y ahora en abril que esperaban que fuese para julio. Nos están dando largas y estamos cansados de que nos tomen el pelo”, asegura Víctor Domínguez, presidente de Os Galos. La segunda fase de la obra del astillero de Purro comprendía la musealización del inmueble, así como algunas actuaciones de acondicionamiento exterior. Y Os Galos cumplía también con un papel importante, habida cuenta de que en esa musealización se contaría con varias embarcaciones y material original.

"Estamos cansados de que nos tomen el pelo", asegura el presidente del colectivo, Víctor Domínguez

decoration

El proyecto inicial contemplaba la presencia permanente de seis barcos, que serían una chalana, una dorna, un bote auxiliar, la gamela Maruxiña y un bote polbeiro a medio construir para ofrecer una visión de la estructura de esta embarcación. La secta sería un racú que en su momento se estaba intentando localizar y que ocuparía el espacio inicialmente previsto de una trainera de lona, descartada debido a que su tipología no encajaba en el museo. La idea era que Os Galos pudiesen aportar parte de estos barcos, algo que ahora queda en el aire. “Se acabaron las cesiones al Concello”, subraya Domínguez. El astillero contaría asimismo con herramientas y maquinaria (una sierra circular, una cepilladora, etcétera) en manos de Os Galos.

La medida adoptada por la asociación cultural significa la suspensión de su presencia en la Semana da Cultura Mariñeira (que el año pasado se desarrolló del 13 al 19 de julio) o en el Encontro de Embarcacións Tradicionais, que se celebra a finales de julio y que el año pasado no pudo hacerse por la pandemia.

Os Galos recordó por último que el pasado mes de marzo cedió una chalana al Concello para que decorase algún espacio público y que esta lleva “dos meses en el exterior de la cetárea, esperando a que alguien venga a recogerla”.

Compartir el artículo

stats