DTO ANUAL 27,99€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas es el único concello de la comarca que cambia las señales de limitación a 30 km/h

Control informativo de la Policía Local de Cangas sobre la nueva velocidad en la avenida de Marín.   | // S.Á.

Control informativo de la Policía Local de Cangas sobre la nueva velocidad en la avenida de Marín. | // S.Á.

La entrada en vigor de la modificación del Reglamento General de Circulación ha pillado a los Concellos de Moaña y de Bueu con el trabajo a medio hacer y solo Cangas ha cumplido con los deberes ya prácticamente realizados y cambiadas las señales de la reducción de velocidad de 50 a 30 en las vías municipales más problemáticas y a las que obliga la normativa. Incluso ayer la patrulla estuvo informando a los conductores de los cambios en la zona de la avenida de Marín, en el casco urbano. El jefe de la Policía Local de Cangas, Alberto Agulla, asegura que el cambio de señalización, que el Concello ya empezó hace varias semanas, ha afectado además de a la avenida de Marín y calle Méndez Núñez, que ya se hizo semipeatonal, a las calles en torno al centro de salud; barrio de Nazaret, travesía de la avenida de Vigo, zona próxima al Espíritu Santo, O Forte y entorno de Rodeira en la entrada del proyecto de continuidad del Camiño Real de Moaña, que es de preferencia peatonal frente a los vehículos. Reconoce que faltan algunas zonas, pero son menos problemáticas, como la de San Roque y entorno de la avenida de Pontevedra, en donde ya hay viales con limitación de velocidad a 20 y a 30 kilómetros por hora, indicadas con carteles de Tráfico de zona residencial, que ya implica la preferencia peatonal.

Travesía de Ramón Cabanillas, en Moaña, que sigue a 40 km/h. | // S.Á.

Cangas no tiene previsto reducir el límite de velocidad por debajo de los 20 km/h, como ha hecho Pontevedra capital con zonas de 10 km/h, incluso de 6 km/h. Alberto Agulla entiende que 20 kilómetros por hora es una velocidad que permite a un conductor advertir de la presencia de un peatón en una zona residencial.

Tramo a cambiar por la Xunta en la PO-551 en Meira. | // S.Á.

Por lo que respecta a Moaña, el concejal de Mobilidade, Rodrigo Currás, asegura que están a la espera de comprar las nuevas señales, ya que hasta ahora no pudieron hacerlo, pendientes de la aprobación de los presupuestos, aunque tienen realizado el informe de nuevas señalizaciones, en donde figuran los viales en donde hay que cambiar la señales a 30 km/ y también a 10 km/h. Moaña sí contempla zonas a 10, siguiendo el protocolo de actuación relativo a la Rede de Concellos Ágora polo Espazo Público, que promueve la Diputación.

Vial de A Pedra, en Bueu, que se valora cambiar a 20 Km/h. | // S.Á.

El concejal explica que para poder hacer frente al gasto de nueva señalización, se aumentó la partida en 10.000 euros en los presupuestos municipales. Asegura que la reducción de velocidad se realizará a 30 km/h en todas las vías municipales, excepto en los entornos de los centros educativos y viales de plataforma única, como las de hormigón ocre de Sabaceda o Meira, que tendrán una limitación a 10 km/h.

El informe de adaptación contempla la colocación de nuevas señales de 30 km/h en 16 viales y de 10 km/h en 11. Los de 30 km/h son Méndez Núñez, García Arenal, Costa Alonso, Camiño da Senra, Albariños, Camiño do Casal, Lago de Abelendo, camiño do Lazareto, Camiño Vello, Curros Enríquez, rúa da Lameira, Fragata Lealtad, Ramón Cabanillas (que cambia de 40 km/h a 30 km/h), Rosalía de Castro y rúa Sisalde.

Con 10 kilómetros por hora quedan los caminos de Mingalleira, Riazón, Veigadarca, Fonte da Vila, Carballadasna, rúas da Bouza, Miranda, da Xeira, das Raiñas, Navas de Tolosa en la zona del preescolar, Vila de Pedroso y travesía de entre Os Valos. El resto de viales quedan sin modificación, según el informe de Mobilidade.

Moaña tiene una complejidad especial por el paso de la PO-551 a o largo del municipio que crea tramos urbanos. En este sentido, el concejal asegura que ya a finales de febrero plantearon a la Axencia Galega de Infraestructuras (AXI), como titular, que cambiara la señalización de las velocidades y aplicara en las carreteras de su titularidad el límite de 10 km/h en los entornos de los centros educativos y en vías de plataforma única y el límite máximo de 30 km/h, a excepción de los tramos no urbanos de la PO-313 para incentivar el uso de la autovía y contribuir a liberar de tráfico las travesías de la villa.

En Bueu, el concejal de Mobilidade, Xosé Leal, asegura que cuando se hizo pública la modificación, se mantuvieron reuniones con la Policía Local para ver la adaptación en los viales municipales.. Añade que en el casco urbano prácticamente todos los viales están ya a 30 km/h, y que están pendientes de un informe de la Policía para ver en donde hay que cambiar de 50 a 30. El único vial sobre el que hay dudas ahora es el de A Pedra, recientemente remodelado como plataforma única, en donde se valora reducir la limitación de los 30 km/h actuales a 20 km/h.

Reglamento de circulación

Se aprobó el 10 de noviembre y su entrada en vigor para la modificación del artículo 50 de límite de velocidad en vías urbanas y travesía era de seis meses desde la publicación.

El límite de velocidad en vías urbanas de plataforma única de calzada y acera es de 20 km/h y en vías de único carril por sentido de circulación, 30 Km/h. Con dos o más carriles por sentido, 50 km/h.

En el ámbito urbano el vehículo a motor ya no es el protagonista. Motocicletas, bicicletas, de pedaleo asistido, vehículos de movilidad personal y peatones cobran más importancia. Se busca reducir la siniestralidad. El riesgo de fallecer en un atropello se reduce cinco veces menos si el impacto es a 30 km/h que a 50 km/h.

Objetivos

Compartir el artículo

stats