Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mientras el gobierno niega el contrato del PMUS, la empresa lo confirma en la reunión de diciembre

Reunión telemática entre los miembros de la corporación y la empresa, con sus representantes en la equina derecha.

Reunión telemática entre los miembros de la corporación y la empresa, con sus representantes en la equina derecha.

La empresa Proxestegal fue la encargada por el Concello de Cangas para elaborar el Plan de Mobilidade Urbana e Sostible (PMUS). Lo reconocía esta semana la propia empresa a través de la persona con la que tanto miembros del gobierno actual como el jefe de la Policía Local de Cangas, Alberto Agulla se habían reunido. Con ella hablaron en varias ocasiones e incluso Alberto Agulla informó a la empresa de la necesidad de mantener una reunión para tratar de coordinar cuestiones de movilidad. La representante de la empresa Proxestegal manifestó que ahora mismo se estaba pendiente de ampliar el trabajo a la zona rural. También se confirmó ayer que el PMUS que encargó el fallecido Xosé Manuel Pazos se costeaba con dinero de las propias arcas municipales, no con una subvención de la Diputación de Pontevedra.

Miembros del propio gobierno municipal de Cangas no entienden que se diga que desde la Alcaldía y desde la concejalía de Mobilidade que dirige el edil Adrián Pena (ACE) se hiciera público el lunes que no existía un contrato que uniera a las partes. Es cierto que la portavoz de la empresa, aunque manifestó haber trabajado para el Concello, aseguró que desconocía si existía o no contrato porque no era una cuestión que llevara personalmente, sino que dependía de otro departamento de la empresa. Llegó a señalar que eso era una tema político en el que ella no quería entrar. También manifestó que un portavoz autorizado de la empresa a ese nivel se pondría en contacto con FARO DE VIGO, pero pasaron varios días y no lo hizo; es más la representante de la empresa, con la que había hablado el gobierno, no volvió a responder a las llamadas telefónicas de este periódico.

FARO DE VIGO tuvo acceso al vídeo de la reunión que el día 18 de diciembre tuvo lugar de forma telemática entre los distintos portavoces municipales de la oposición, el alcalde Xosé Manuel Pazos, miembros del gobierno y dos representantes de la empresa Proxestegal. En ella, hay un momento, cuando Ánxela Vizoso, portavoz de Avante! pregunta respecto a la posibilidad de llevar el PMUS a las parroquias, en el que uno de los miembros de la empresa dice textualmente: “Por el dinero que tenemos contratado el trabajo, no”. También la empresa señala que tiene realizado un trabajo inicial de tipo técnico y elaborado encuestas telemáticas y a pie de calle. Proxestegal trasladaba a los representantes de la corporación que no crea conveniente sacar a la luz los resultados cuando aún faltaba el trabajo de participación ciudadana sin llevar a cabo. Manifestó también la empresa que necesitaba saber qué puntos quería definir la corporación y que aseguraba que los planes de movilidad urbana sostenidos son siempre en el urbano. En este sentido, cuando se refirió la oposición al problema de los aparcamientos en las playas, la empresa fue rotunda: “Un plan sostenible en la zona de playas no crea aparcamientos, no busca aumentar bolsas de suelo, todo lo contrario”. También dejó claro que todos los planes que conocía se centraban en la zona urbana, que era donde se buscaba la sostenibilidad de la movilidad.

Es evidente que la empresa habla de contrato y también de dinero y que tiene un trabajo inicial realizado. En ningún momento, ni empresa ni representantes del gobierno municipal ponen en duda que no exista un contrato de por medio, al contrario se habla de él y se dice que el dinero por el que se contrataron los trabajos es muy poco para llevar el mismo a la zona rural. En la reunión está presente, por parte del gobierno, el alcalde Xosé Manuel Pazos junto al concejal de Facenda, Mariano Abalo. Es sorprendente que cinco meses después se diga que no existe nada y que quién lo diga sean miembros del propio gobierno.

Compartir el artículo

stats