Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Moaña valla el mirador de Masandía por su mal estado y encarga una inspección técnica

La malla metálica, al descubierto sobre la playa. |   // GONZALO NÚÑEZ

La malla metálica, al descubierto sobre la playa. | // GONZALO NÚÑEZ

El mirador de O Fiunchal, en A Masandía, sobre la playa de O Con, lleva una semana vallado y no se puede acceder a él. El Concello adoptó esta decisión tras el escrito de un vecino alertando del precario estado de los dos muros que se levantan sobre la playa, con un desnivel de muchos metros. Esto se suma a las solicitudes de reparación planteadas a lo largo del último año por la Asociación de Veciños de Tirán. Así, además de vallar el mirador por precaución, personal municipal ha realizado unas catas para estudiar el estado de la estructura. A mayores, el Concello ha solicitado presupuestos para una inspección técnica “que determine si el mal estado es solo estético o estructural”, apunta la alcaldesa, Leticia Santos. Hasta que se concluya dicha inspección no se reabrirá de ninguna forma el mirador.

Agujero tras una de las catas realizadas en el mirador. | G.N.

El Concello adoptó estos pasos tras comunicar a Costas del Estado la situación, administración de la que espera que asuma el coste de una reparación en el caso de que sea necesaria. Hay que recordar que en el muro más alto, de hormigón, desde hace años es visible parte de las mallas metálicas de refuerzo interno. El pasado verano se llegaron a desprender cascotes sobre la arena que obligaron a acordonar una parte de la única playa con bandera azul de Moaña.

El acceso al mirador, prohibido por precaución. | G.N.

La de estos días no fue la primera vez que el Concello acometió una revisión de estas estructuras. La regidora recuerda que su mal estado llevaron incluso al gobierno local presidido en su día por el PP a realizar otra revisión, por lo que la preocupación viene de atrás.

Los dos muros en cuestión –uno con el hormigón a la vista y otro recubierto con piedra– se han construido a finales de los años 80 del pasado siglo, y desde entonces no han sido renovados.

Santos explica que la inspección requerirá incluso la retirada de muestras de los materiales de construcción para analizarlas en un laboratorio y conocer cómo han resistido al paso del tiempo.

Desde el gobierno local mantienen que, por precaución, el paso al mirador continuará cerrado hasta tener claro el estado de deterioro de los muros, no en vano, se encuentran a una altura muy peligrosa.

Oleaje

Una de las razones de este deterioro puede estar en el fuerte oleaje que soportan los muros en esta zona durante los temporales de viento que coinciden con la marea alta. Y es que el colectivo vecinal de Tirán denunció también en varias ocasiones que incluso la base del tramo de la calle José Costa Alonso paralela a la playa de O Con está en muy mal estado por la acción del mar, pues las olas durante los temporales llegan a la propia calzada en muchas ocasiones.

Compartir el artículo

stats