Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Plan de Mobilidade de Cangas se amplía al rural

Miembros del gobierno descubren que el proyecto que se decía que estaba en fase inicial está sin contratar y el PP afirma que se perdió la subvención de la Diputación para elaborarlo | La alcaldesa espera que esté en vigor en seis meses y prevé incluir transporte urbano a las parroquias

Zona de O Iglesario, en O Hío, donde el gobierno quiere realizar cambios en la dirección del tráfico   | // GONZALO NÚÑEZ

Zona de O Iglesario, en O Hío, donde el gobierno quiere realizar cambios en la dirección del tráfico | // GONZALO NÚÑEZ

El Plan de Mobilidade Urbano, el famoso PMUS que la oposición municipal tanto reclamaba, se amplía definitivamente a la zona rural. Se decidió ayer en un reunión de trabajo en la que estaban presentes la alcaldesa de Cangas, Victoria Portas (ACE), el concejal de Mobilidade, Adrián Pena (ACE) y el jefe de la Policía Local, Alberto Agulla. El citado plan se financiará con dinero de las arcas municipales y se confirmaron ya contactos con varias empresas. La intención es que el trabajo esté liste en un plazo de 6 meses. También se puso de manifiesto la posibilidad de poner en marcha el transporte urbano a las parroquias, donde el Iglesario, en O Hío, actuaría de lanzadera.

Policía Local en zona de accesos a playa en Cangas. | // SANTOS ÁLVAREZ

Pero lo que sorprendió ayer fue que se desvelara que el PMUS no había sido contratado por el Concello de Cangas mediante una subvención de la Diputación de Pontevedra. Y sorprende porque en octubre del pasado año, el fallecido regidor Xosé Manuel Pazos había hecho público que la primera fase del Plan Urbán de Mobilidade Sustentable (PMUS) de Cangas ya estaba terminado y que entraría pronto en la fase de consultas por parte de la oposición municipal. En ese documento inicial ya se proponían algunas soluciones. Incluso mencionó que se trataba de un plan elaborado exclusivamente con criterios técnicos, sin que la empresa recibiese consigna políticas de ningún tipo. También dejó claro que era un Plan de Mobilidade Urbán, por lo que no se iba a abordar la problemática en las parroquias, principalmente en O Hío y Aldán, entre otras cosas porque el presupuesto era escaso. El 17 de diciembre de 2020, Xosé Manuel Pazos organizó un encuentro vía telemática entre la empresa y los partidos políticos. La oposición recriminó al regidor que la empresa no presentarse ningún documento y que no incluyera la zona rural. En esa reunión estuvieron presentes Ánxela Vizoso (Avante!), Lourdes Rial (BNG), Rafael Soliño (PP) y miembros del gobierno, Mariano Abalo (ACE) y Eugenio González (PSOE), además de los representantes de la empresa. Algo más de un mes después fallecía Xosé Manuel Pazos. De ahí que resulte todo un poco sorprendente. Además, el fallecido alcalde realizo unas manifestaciones en las que dejó claro que no quería para nada polemizar sobre este asunto, que quería el consenso más absoluto.

El grupo municipal del Partido Popular, a través de su concejal Pío Millán, también menciona en un escrito que el concejal de Facenda, Mariano Abalo (ACE), había comunicado de “forma oficiosa” que el Concello había perdido la subvención de la Diputación de Pontevedra para elaborar el PMUS.

Por lo que ayer mencionó la alcaldesa de Cangas, Victoria Portas, no se desdeña la posibilidad de poner en marcha el transporte urbano en el municipio, iniciativa que entraría a formar parte del PMUS. De hecho, el gobierno local ya mantuvo contacto con al menos dos empresas, que estarían dispuestas a poner en marcha el transporte urbano. Uno de los problemas con los que se encuentra dicho transporte urbano es que no se localiza un lugar adecuado para dar la vuelta con un pequeño lugar de aparcamiento. Se había buscado uno en Vilanova. En un principio se pensaba que no era de propiedad privada, pero apareció el dueño y socavó cualquier intento de actuación en él. Esta semana, la alcaldesa tiene pensado visitar otro terreno en Nerga, que parece reúne las condiciones que quiere el Concello para su actuación. El gobierno analizó otros transportes de estas características en la provincial y pudo comprobar que en donde funciona bien es en O Grove, de donde se quiere sacar un modelo parecido. Lo bueno es que hay empresas interesadas.

Pero el gobierno local quiere actuar antes de que el verano se eche encima y el problema actual de movilidad en las zonas de Aldán y O Hío se agrave. El problema con el que se encuentra ahora mismo el gobierno en materia de movilidad en la zona rural en O Hío (zona de playas) es que los peatones tienen que andar por la carretera, donde no hay espacio para ellos. Una solución que se plantea es la de establecer sentido único de subida por la carretera Viñal y salida en el centro de O Hío; un carril único para poder así habilitar un carril peatonal. Para poder hacer todo ello es necesario solicitar a la Diputación de Pontevedra la debida autorización, al ser una carretera de su propiedad. El tercer paso sería señalización horizontal y vertical, delimitando carriles de coches y de peatones, además de reducir la velocidad para establecer periodos de prueba previo a la humanización del centro urbano de O Hío.

Ya está confirmado que no habrá restricciones a las playas este año, pero, como asegura la propia alcaldesa, “ este verano se va a multar y mucho”. Los viales de acceso tienen que estar completamente libres de vehículos. Prácticamente solo se podrá aparcar en los leiraparkings y se actuará con contundencia contra aquellos que con su estacionamiento impidan la entrada y salida de una casa. Va a haber mucha Policía Local controlando las zonas de playas.

Mientras el gobierno local realiza planes para tratar de canalizar todo ese aluvión de vehículos que llegan a las playas de Cangas cada verano, sobre todo el fin de semana, nada se sabe de la construcción de la carretera de circunvalación. La Xunta de Galicia la había dejado pendiente porque el presupuesto de construcción se había multiplicado. De los 2.4 millones se pasó a 6,7 millones de euros. En 201015 figuraba en los presupuestos de la Xunta de Galicia una partida de 400.000 euros para iniciar los trabajos, partida que no volvió a aparecer en años sucesivos. Para el PP, el gobierno de Alberto Núñez Feijóo tiene la excusa perfecta, el gobierno, en su borrador del Plan Xeral, cambió el trazado de la misma. Pero Pazos ya le había comentado en una entrevista a la conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, que si ese era el problema, no había problema. Y es que Mariano Abalo, en 2019 aseguraba que no quería que el trazado acordado en pleno no condicionara el trabajo del Plan Xeral, los otros miembros de ACE y el BNG sí recuerdan que están sujetos a un acuerdo plenario de 2012. Este mismo año Xosé Manuel Pazos volvía a recordar a la Xunta que seguía sin dejar reservada en los presupuestos de la Xunta de Galicia una partida para la construcción de la circunvalación. Esta vía se antoja fundamental para canalizar el tráfico en Cangas y además era el compromiso al que se había llegado con motivo del desdoblamiento del corredor. “Autovía sí, pero con circunvalación”, aseguraba el gobierno de Cangas.

Compartir el artículo

stats