Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca encara la última semana del estado de alarma con 73 casos de COVID

Vecinos y visitantes disfrutando ayer de la jornada soleada en la playa de Rodeira, en Cangas. |   // G.NÚÑEZ

Vecinos y visitantes disfrutando ayer de la jornada soleada en la playa de Rodeira, en Cangas. | // G.NÚÑEZ

La comarca de O Morrazo encara la última semana del estado de alarma con un total de 73 casos de activos de COVID-19, lo que supone un aumento de cinco contagios con respecto al viernes. Más de la mitad se concentran en Cangas y en los últimos días se detecta un progresivo aumento en Bueu, que ayer contabilizaba un total de doce personas con coronavirus.

Cangas sigue liderando los contagios con 44 positivos, un incremento de tres. Eso sí, en los últimos siete días ya son 20 los contagiados en Cangas, algo menos de lo que se registraba en fechas anteriores. Los datos del Sergas arrojan una incidencia acumulada de 166 positivos por cada 100.000 habitantes en Cangas.

En lo que respecta a Moaña, ayer contaba con 17 vecinos con COVID-19, uno menos que el viernes. En la última semana se detectaron 11 contagios en esta villa y la incidencia acumulada es de 88.

Hace justamente dos semanas Bueu “celebraba” que tenía de cero casos activos de coronavirus, algo que no ocurría desde el mes de septiembre. Esa dato simbólico duró solamente 24 horas y desde entonces se registra una tendencia al alza, lenta pero constante. En catorce días el municipio registra un total de doce contagios, lo que significa una incidencia acumulada de 100 casos por cada 100.000 habitantes. La situación, afortunadamente, no se parece a la de diciembre. Aquel mes comenzó con solo cuatro personas afectadas, pero en pocos días esa cifra se multiplicó y en las semanas siguientes se alcanzaron picos máximos de hasta 80 infectados.

El objetivo que se marcaban desde el Concello y los responsables sanitarios era intentar no superar los siete casos, que es la cifra que delimita la barrera de los 25 por cada 100.000 habitantes. De momento ninguno de los contagios afecta a los centros educativos del municipio, que acumulan varias semanas libres del virus. Entre los afectados hay al menos dos personas hospitalizadas, según explican fuentes sanitarias.

La comarca afronta así la que, al menos en teoría, es la última semana del estado de alarma. Si el Gobierno central mantiene su decisión esta figura legal decaerá el próximo domingo 9 de mayo. Los tres concellos se encuentran en niveles de restricciones diferenciados: Bueu y Moaña se hallan en el más bajo, que permite la apertura de la hostelería con un aforo del 75% en las terrazas y del 50% en el interior. Cangas está en un escalón por encima, el medio, que implica una ocupación máxima del 30% en interiores y del 50% en el exterior. No obstante, la peor situación es la de Marín, con más de 90 contagios y que se encuentra en el nivel alto de restricciones.

El buen tiempo de este fin de semana volvió a animar a vecinos y visitantes a ocupar terrazas y áreas naturales, como playas o los entornos de Donón o Cabo Udra.

Una decena de contagiados en ocho colegios

En lo que respecta a la evolución de la pandemia en los centros escolares de la comarca, la semana concluyó con un ligero repunte de positivos. En total son 10 los contagiados registrados en ocho centros. Los colegios de Bueu siguen libres del virus, mientras los de Cangas acumulan ocho contagios en seis centros distintos: Uno en el CEIP Castrillón, uno en O Hío, uno en Nazaret, uno en Espiñeira, uno en el colegio Eduardo Pondal y tres en el IES Rodeira. Los otros dos contagiados se registran en Moaña: uno de ellos en el CEIP Reibón y el otro en el instituo A Paralaia.

Hasta el martes no habrá nuevos datos del Sergas con respecto a los colegios y se conocerá cómo encaran los centros escolares la pandemia en el mes de mayo, cerca ya del final del curso más complicado de todos.

Compartir el artículo

stats