Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La guardería de Domaio tendrá dos aulas para más de 30 alumnos y se llamará Poza da Moura

El inmueble que será reformado, cerca del edificio principal del CEIP Domaio. |   // SANTOS ÁLVAREZ

El inmueble que será reformado, cerca del edificio principal del CEIP Domaio. | // SANTOS ÁLVAREZ

El Concello de Moaña ha remitido a la Consellería de Educación la segregación del terreno de la antigua escuela infantil de Domaio. Ahora corresponde a este departamento certificar la desafectación para poder acometer la reforma del inmueble y adaptar en él la que sería la segunda guardería pública del municipio. El Concello tiene ya listo el proyecto de acondicionamiento y mejora de la accesibilidad y eficiencia del inmueble, por lo que buscará fondos para poder contratar los trabajos lo antes posible.

Tendrá un patio ajardinado y una pista de educación vial. Fran G. Sasn

La futura guardería de Domaio, que permitirá fijar servicios y población en el rural y facilitar el paso al colegio público de la parroquia, llevará el nombre de “Poza da Moura”. Las referencias a la geografía de Domaio no quedarán ahí, pues un aula se denominará “Freixa” y la otra “Miñouva”, como los dos ríos que atraviesan la parroquia. La reforma necesaria tendrá un coste estimado de 227.186 euros y las obras se prologarían durante medio año, una vez contratadas.

La distribución de espacios interior, con dos aulas.

La dotación tendrá capacidad para acoger a más de 30 alumnos, con una aula para pequeños de entre 1 y 2 años que ocupará 31 metros cuadrados y podrá acoger a 15 personas a la vez y otro aula para los niños de 2 a 3 años, con unas dimensiones de 46 metros cuadrados y capacidad para 23 personas incluyendo los docentes. El reparto de espacios en el inmueble incluirá tres aseos, un vestuario para los docentes, un despacho de 10 metros cuadrados, un distribuidor de 26 metros cuadrados y un aula multiusos que puede utilizarse como comedor y cuyas dimensiones rozarán los 35 metros cuadrados. A mayores, el proyecto reserva espacio para la cocina, la lavandería y un almacén interior.

En cuanto a las superficies exteriores, el porche cubierto en el acceso principal será de 65 metros cuadrados. El porche del acceso secundario de 16 metros y la rampa que facilitará la accesibilidad ocupará 132 metros. La guardería contará con un jardín en su fachada oeste de 33 metros y dos patios: uno ajardinado de 164 metros cuadrados y otro con una pista de educación vial de 118 metros.

El proyecto recoge el estado actual de un inmueble que no se utiliza para fines docentes desde hace años, y que suele acoger las reuniones del Anpa del CEIP Domaio. Incumple en estos momentos los parámetros exigidos en materia de accesibilidad, así como en materia de eficiencia energética y el sistema de calefacción también tendrá que ser sustituida, pues funciona con bombonas de propano y se trata de un mecanismo en desuso. Eso sí, la cubierta está en buen estado al haber sido cambiada en los últimos años, teniendo solo que instalarse un sistema de evacuación de aguas de la lluvia.

Muchas más demandas que plazas en la Galiña Azul

La demanda de matrículas de guardería pública en Moaña es muy alta y, año tras año, muchas familias quedan en lista de espera al completarse las 41 plazas de la Galiña Azul de Quintela para pequeños de 0 a 3 años. Este curso las solicitudes de plaza también desbordaron, de largo, la oferta existente, según explica la concejala de Ensino, Dolores Chapela. De ahí que considere “un paso importante” avanzar en la habilitación de una segunda guardería pública en el municipio. De momento no está decidido si Moaña acudirá a la Consellería de Política Social para integrar la futura dotación en la Rede Galega de Galiñas Azuis, o si la gestión se realizará de forma directa a través del Concello o por la vía de una cooperativa de padres de alumnos. “Tenemos que analizar bien los costes que nos implica el Consorcio Galego de Servizos de Benestar”.

Compartir el artículo

stats