Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Xunta pide 15 familias para poder abrir las guarderías en verano y solo hay tres peticiones

Familias a la salida de clase en la escuela infantil de O Hío, en Cangas.   // S.Á.

Familias a la salida de clase en la escuela infantil de O Hío, en Cangas. // S.Á.

El Consorcio Galego de Servizos de Benestar e Igualdade se muestra abierto a atender la solicitud de la Mancomunidade do Morrazo para abrir durante el verano las escuelas infantiles adscritas a la red A Galiña Azul, pero parece difícil que se pueda hacer este mismo año. El ente público explicó a los responsables municipales que se necesita la demanda de al menos 15 familias, y según los datos trasladados ayer, en estos momentos solo existen tres peticiones, todas en el ayuntamiento de Cangas. Una de las alternativas que se puso sobre la mesa es unir a los otros dos municipios que forman parte de la comarca de O Morrazo: Marín y Vilaboa.

Estas explicaciones se trasladaron ayer en el transcurso de una reunión telemática entre el gerente del consorcio, Perfecto Rodríguez, y Victoria Portas (Cangas), Leticia Santos (Moaña) y Félix Juncal (Bueu). Un encuentro solicitado a través de la Mancomunidade y a iniciativa del Concello de Cangas, que pedía a la Xunta de Galicia la apertura de los centros de educación infantil de 0 a 3 años durante el mes de agosto para facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar.

La alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, durante la reunión telemática de ayer.

La respuesta del ente público fue que para atender esta petición se requiere la petición de un mínimo de 15 familias. En ese caso se elegiría un centro de referencia, que habitualmente es el que concentra el mayor número de solicitudes. Desde la Xunta de Galicia apuntaron que se requieren al menos 15 familias, aunque se mostraron dispuestos a atender la solicitud si se llega a 13 peticiones. En todo caso, desde el Consorcio Galego de Servizos de Benestar e Igualdade subrayan que es obligatorio que a lo largo del año el alumnado tenga un mes de vacaciones. “Puede ser un mes natural o repartido en quincenas”, explicaban ayer durante el transcurso de la reunión telemática.

El alcalde de Bueu, Félix Juncal, ayer durante la videoconferencia. Fdv

Los responsables municipales de Cangas, Moaña y Bueu aprovecharon la reunión para reclamar al consorcio más “flexibilidad” con los plazos. Las peticiones para solicitar la apertura durante el verano deben presentarse antes de concluir el mes de febrero y los gobiernos locales recuerdan que, sobre todo en momentos de tanta incertidumbre como el actual, muchas familias no pueden planificar con tanta antelación. A lo que sí se comprometieron desde la Xunta es a poner en marcha una campaña informativa para que las familias conozcan que existe la posibilidad de pedir la apertura de las escuelas en agosto. “Así, aunque este año a lo mejor no se llegue a tiempo para solicitar la apertura sí que sería posible para el próximo”, apuntan desde los concellos.

Victoria Portas, Leticia Santos y Félix Juncal aprovecharon el encuentro telemático con el gerente del Consorcio Galego de Servizos de Benestar e Igualdade para solicitar una mayor aportación económica para los campamentos estivales que organizan los concellos durante el verano, bajo denominaciones como “Enredos de verán”, y con los que se busca también facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral. “Con la situación derivada de la pandemia fue necesario reducir los grupos y contratar más monitores, con lo que también aumentan los costes”, señalan desde los ayuntamientos de O Morrazo.

Compartir el artículo

stats