Aparece muerta en su casa de la Avenida de Galicia una mujer de 89 años de edad que vivía sola. El médico confirmó que se trataba de una muerte natural. Según la Policía Local, la mujer debía de llevar muerta dos días. Hacía tres que un familiar de Barcelona se había puesto en contacto con ella. La anciana le comentó que no se encontraba bien del todo y que le dolía la cabeza. Pudo contactar con una vecina y entró en su domicilio a atenderla. Pero desde hacía dos días, la mujer no cogía el teléfono ni atendía el timbre de la puerta. Así que ayer la vecina llamó a la Policía Local y se pusieron en contacto con un familiar de Pontevedra que tenía la llave de la cerradura de su vivienda, que era de seguridad. Fue sobre las 20.00 horas cuando los agentes entraron en el piso sito en la Avenida de Galicia, donde encontraron muerta a la anciana. Todo hace pensar que llevaba ya dos días cadáver. Hoy vendrán familiares que la mujer tenía en Barcelona, Málaga y Pontevedra para hacerse cargo del entierro.