Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Amantes de los libros

Una editora,la bibliotecaria de Cangas y un librero hablan en el Día del Libro

El librero Fernando Miranda, ayer con libros, en Bueu.   | // G.N.

El librero Fernando Miranda, ayer con libros, en Bueu. | // G.N. Gonzalo Núñez

“A pandemia supuxo o peche de librarías durante algúns meses, e por tanto houbo un pequeno descenso nas vendas”, asegura Anxa Correa, responsable de comunicación en la editorial Rinoceronte, de Cangas, cuando se le pregunta por este último año marcado por el COVID. En este Día del Libro, Rinoceronte es una cita obligada en O Morrazo. La editorial, única de la comarca y creada hace unos 16 años por el moañés Moisés Barcia, lleva un año sin hacer presentaciones. Sin embargo, Correa reconoce que con la reapertura se reactivó mucho la venta “máis ca antes, xa que botamos máis tempo na casa”. En la editorial incrementaron la conversión de algunos de los títulos a formato de libro electrónico para su venta principalmente en bibliotecas.

Rinoceronte es uno de esos templos del libro en O Morrazo, que sigue luchando en el negocio de las publicaciones y traducciones, muchas veces con muy buen criterio. Correa asegura que en Rinoceronte “continuamos coas liñas de literatura clásica e contemporánea. Dos máis vendidos no último ano estarían o cómic Persépole, de Marjane Satrapi; Maus, de Art Spiegelman, e Instrumental, de James Rhodes, que xusto publicamos en galego no confinamento”. De igual manera, añade, a raíz de la pandemia recobró interés el clásico Decamerón, de Boccaccio. Este mismo mes, la editora comienza la colección Magna “para publicar clásicos en galego en tapa dura, coma Oliver Twist, que é o primeiro título”.

Vitrina en la biblioteca de Cangas con las ediciones facsímil del Códice Calixtino y manuscritos de Rosalía de Castro. | // GONZALO NÚÑEZ Gonzalo Núñez

Dentro del sello Sushi Books, que la editora publica para el público infantil y juvenil en gallego y castellano, continúa la línea habitual, con literatura actual y clásica para jóvenes de todas las edades. “Destacamos a reedición d’O hobbit e O señor dos Aneis, así como ‘Hshouma’, de Zainab Fasiki, un libro ilustrado sobre o corpo e a sexualidade en Marrocos, para público a partir de 14 anos”.

Además, Rinoceronte retomó el pulso del sello Morgante, que publica libros en gallego de autores del país,con la publicación de obras como ‘O regreso de Vítor Sánchez’, de Xabier Rial Boubeta; ‘A pedra de ámbar gris’, de Noa Setemuíños, o ‘Rapazas de Polar’, de Eva Moreda, pero también ensayos como ‘Pasou o que pasou’, de Lito García Lago.

Otra de las paradas obligadas en este Día del Libro es la biblioteca municipal de Cangas, en donde desde febrero una vitrina antirrobos en su sala, se ha convertido en un polo de atracción y genera visitas concertadas. La vitrina protege las ediciones facsimilares del Códice Calixtino y de textos manuscritos de Rosalía de Castro, que fueron encargados por el exalcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos, para enriquecer el espacio cultural cangués.

Cuarentena 24 horas

Pilar Refojos lleva 31 años como directora de esta biblioteca, desde que abrió en 1989. Asegura que con la pandemia lo que se incrementó fueron los libros en préstamo. El número depende de la época, entre 50 al día a los 70 que hubo en Semana Santa. Los libros siguen la cuarentena con las pautas que marca la Biblioteca Nacional, aunque ahora está en 24 horas: “Da tranquilidad a los usuarios que en las últimas 24 horas ese libro no fue tocado”. El centro ya recuperó desde el año pasado el horario habitual y está abierta de 09:00 a 20:45, salvo una hora de 14:00 a 15:00 que se utiliza para desinfectar y no se permite sentarse. En cuanto al aforo está limitado a una persona por mesa.

La biblioteca tiene un fondo de 30.460 libros, aunque como el centro tiene capacidad finita, en algunas ocasiones espurgan los libros más deteriorados. Pilar Refojos asegura que es un privilegio estar en estas dependencias.

En Moaña, la Lonxa Literaria es otro ejemplo de amor a los libros. Lleva más de un año sin las reuniones de su tertulia, en la que se comentaban libros, a veces con la presencia de su autor. En el Día del Libro siempre organizaban reparto de libros usados en en un puesto en la alameda, pero con el COVID, siguen sin atreverse, asegura Soledad Ríos, responsable de la Lonxa.

El equipo de Rinoceronte: Sergio Gómez, Zulema Blanco, Estela Villar, Sarai Lorenzo, Xaime Riobó, Moisés Barcia, Uxía Piñeiro y Anxa Correa. | // FDV

"Las ventas aumentaron en Internet en detrimento de las librerías"

Acostumbrados a hacer unas 40 presentaciones anuales desde el confinamiento solo organizamos tres, asegura Fernando Miranda, de la Librería Miranda de Bueu. Una de esas presentaciones fue el pistoletazo de salida en julio al ciclo “Afinidades Electivas” organizado por el Ministerio de Cultura y que consistía en la charla entre dos autores/as de sendas lenguas oficiales. “En nuestro caso participaron telemáticamente Gonzalo Hermo y Gloria Coll que recitaron en gallego y catalán”. En Agosto la librería presentó “Lluvia oblicua” de Ignacio Castro Rey en el Aturuxo y “Antártida” de Valentín Carrera en una sala cedida por el Concello. Este pasado sábado colaboró en la presentación de “EXTRA!” de Paco Nogueiras y Marc Taeger organizada por la editorial Kalandraka y por el Concello. Miranda afirma que “esta buena experiencia junto con los buenos datos que está teniendo Bueu respecto al COVID, nos lleva a ser optimistas y tener ya prevista la presentación de “Xela Arias. Poeta e traductora” de Anxo Xoan Rajó Pazó el 21 de mayo y “A vida secreta de Úrsula Bas” de Arantza Portabales el 11 de junio.” Intentará recuperar también presentaciones que no pudieron hacer estos meses como las de los libros de María Oruña, Manel Loureiro... Con respecto a los libros más vendidos en la librería asegura que además de los habituales en el resto de Galicia, están aquellos que tienen un componente local. Por ejemplo “Los gatos de los dioses” de Pablo Refojos escritor novel bueuense, “Sito presidente” cuyo autor, Felipe de Luis, es un periodista madrileño vecino de Bueu. “Rey Blanco” y todos los de Juan Gómez-Jurado por su fuerte vinculación con nosotros y, como no, los 10 libros de la colección “O Bichero” que recopilan parte de las viñetas de Luis Davila en Faro de Vigo. Cree que en esta pandemia, con más tiempo libre en casa ha llevo a que quien ya no leía, siga sin leer, quien estaba acostumbrado a leer lee más y hay un importante número de personas que “habían abandonado la lectura, la retomaron y se volvieron a enganchar”, reconoce el librero de Bueu. También nota un efecto preocupante y es que “nos consta que aumentó el número de ventas de libros por internet en grandes empresas cuando a día de hoy librerías pequeñas como la nuestra también tenemos página web y el libro es un producto que tiene el precio fijado por ley. Mientras las grandes empresas no invierten en tu pueblo o en tu comarca nosotros si lo hacemos”, reprocha.

Compartir el artículo

stats