Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tecnología moañesa contra el narcotráfico

El 'Condor' de Rodman ya navega contra el contrabando. Fran G. Sas

La lucha contra el contrabando y el narcotráfico cuenta desde ayer con un nuevo barco polivalente construido en el astillero moañés Rodman Polyships. Se trata del patrullero “Cóndor”, que es el 47º buque con el que cuenta este departamento y que supone un cambio en los efectivos para luchar contra el tráfico, al introducir un nuevo segmento de embarcación en el Servicio de Vigilancia Aduanera, pues sus 43 metros de eslora le permitirán cumplir labores de control del litoral en una o varias regiones y realizar también misiones de corto y medio alcance en el mar. Alcanza los 23 nudos de velocidad máxima, estará dotado con una tripulación estable de 14 personas –aunque puede acoger a mayores a cuatro invitados y hasta cuatro detenidos– y su autonomía, de más de 2.000 millas, permite “viajar de Vigo hasta Las Palmas y regresar sin necesidad de repostaje”, explica Ángel Delgado, director adjunto de Vigilancia Aduanera.

Tripulación de las patrulleras de Aduanas presentes en el acto. / G.N.

La gran novedad de este barco está en que se sitúa entre los buques de operaciones especiales, con eslora de entre 60 y 70 metros –como el “Petrel”, con base en Vigo y construido también en su día en Rodman– y la serie de patrulleros de altura de 32 metros. El tercer tipo de barco de Aduanas son las interceptadoras de 17 metros. Por lo que el “Cóndor” supone una nueva división. Su primer capitán será Miguel Vadillo, que ayer explicaba el puente de mando a las autoridades asistentes al acto de entrega, celebrado en la dársena de Rodman y que reunió a representantes de la Xunta, del Concello moañés como la alcaldesa Leticia Santos, del vigués como Abel Caballero, a la secretaria de estado de Hacienda, Inés Bardón –que amadrinó el patrullero– o al director general de la Agencia Tributaria Jesús Gascón.

Jesús Gascón, Inés Bardón y Manuel Rodríguez, en primera línea. | // G.N.

El “Cóndor” otorgó trabajo a los astilleros de Rodman durante un año entero y su coste asciende a 8,2 millones de euros. Destacan sus dos lanchas semirrígidas, que se botan con grúas pescantes con la tripulación a bordo para realizar intervenciones. Permanecerá hasta final de año en Vigo realizando labores de ajuste, aunque ya está operativo. Después se moverá por distintos puertos base de España en función de las necesidades.

Leticia Santos, Abel Caballero y el presidente de Rodman, conversando. / G.N.

En el acto de inauguración, desde la Agencia Tributaria se explicó que el carácter “polivalente” de la patrullera le permite intervenir en situaciones de emergencias humanitaria en las costas españolas, con un sistema de recogida de náufragos desde el nivel del mar. También incorpora un potente cañón de agua contraincendios para apoyar a otras embarcaciones que sufran un incendio en el mar. “Esto ataja la tentación de muchos narcotraficantes de quemar el barco cuando se ven atrapados, para eliminar las evidencias del delito”, concluye Delgado.

El capitán de la patrullera, Miguel Vadillo, en el puente.   | // G.N.

El capitán de la patrullera, Miguel Vadillo, en el puente. | // G.N.

La primera navegación oficial del “Cóndor” se produjo ayer, pasadas las 13.30 horas, con la presencia de varias autoridades, que completaron la travesía entre la costa de Meira y la Vigo, comprobando en buena medida la velocidad que puede llegar a alcanzar. Permaneció en todo momento, en esta primera ruta, escoltado por la patrullera “Halcón”, con base en Vigo y 31 metros de eslora.

No es la primera vez, ni mucho menos, que el astillero ubicado en el litoral de la parroquia de Meira trabaja para la Agencia Tributaria, pues la empresa ya tiene una dilatada experiencia en la construcción de patrulleras. Eso sí, el presidente de la compañía, Manuel Rodríguez Vázquez, explica que el “Cóndor” es el barco más grande de Europa construido en poliéster reforzado con fibra de vidrio.

Inés Bardón y el presidente de Rodman. | // G.N.

Antes de la primera navegación oficial y protocolaria, Jesús Gascón, consideró que el nuevo patrullero que se suma a la flota naval de la Agencia Tributaria “reforzará la lucha contra el contrabando y el narcotráfico y seguro que muy pronto producirá resultados. Entre todos tenemos que conseguir erradicar esta lacra”, apuntó.

El comedor del buque, en la primera planta.   | // G.N.

El comedor del buque, en la primera planta. | // G.N.

Inés Bardón, por su parte, puso en valor que este tipo de concursos de construcción de barcos lo ganen empresas españolas. “La industria naval gallega supone un agente dinamizador fundamental de la economía de esta tierra, capaz de afrontar con éxito los retos y proyectos más variados en un sector tan competitivo en tecnología”. La secretaria de estado de Hacienda destacó la “innovación que este buque representa” y la competitividad de los astilleros “de Moaña y de toda la ría de Vigo”. Definió al “contrabando como una actividad que atenta contra los recursos económicos del Estado” y se refirió al riesgo para la salud de la población que supone el narcotráfico “como bien conocen los ciudadanos gallegos”, concluyó.

El izado de la bandera en el buque, mientras sonaba el himno nacional. / G.N.

Ventas a Omán, Arabia Saudí y China

El presidente de Rodman, Manuel Rodríguez, recordó que desde 1974 el astillero que dirige “ha entregado más de 14.000 embarcaciones construidas en poliéster”. Repasó la experiencia que tienen en buques para la Administración “especializados en salvamento, seguridad, control aduanero y defensa de nuestras aguas territoriales”. Asimismo, repasó la venta de barcos realizados para la seguridad de otros países. “Entregamos hace poco los últimos 5 barcos de 35 metros a Omán, y antes 40 a Arabia Saudí y otros tantos a China”.

Compartir el artículo

stats