Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un poste, sobre el que habían advertido los vecinos, cae y manda a un moañés al hospital

El herido, en el suelo al lado del poste caído, mientras es atendido.

Un vecino de Moaña, de unos 57 años, resultó herido la noche del martes al caerle encima un poste de teléfono de madera de varios metros de altura. La mala suerte quiso que la estructura cediese justo cuando el vecino paseaba por delante, acabando este hospitalizado. El poste se encontraba en mal estado y cedió por la base, pese a que no soplaba mucho viento en la zona. Vecinos del lugar señalaron a la Policía que habían denunciado en varias ocasiones que parte del poste se encontraba podrido, sin embargo, la empresa de telefonía responsable del mismo nunca llegó a cambiarlo, pese a que se alertó del riesgo de un desplome, como finalmente se acabó produciendo.

El vecino herido paseaba por el barrio de A Marrúa poco antes las 22.00 horas, cuando comienza el toque de queda. De repente se vio sorprendido por la caída del poste, que le provocó daños en la espalda y la cabeza, según declaró a quienes le atendieron en primera instancia. A la zona acudieron efectivos de la Policía Local de Moaña y vecinos de la zona que también socorrieron al herido.

Los agentes llamaron a una ambulancia del 061 que lo trasladó a un centro hospitalario para comprobar las lesiones sufridas. El herido permaneció consciente en todo momento y su vida no corrió peligro, aunque ayer la Policía desconocía el alcance de las lesiones que sufrió.

La extrañeza de este accidente hizo que muchos vecinos de A Marrúa saliesen a la calle a ver lo que ocurría, ante el despliegue de equipos de emergencias en la zona.

El de A Marrúa no fue ni mucho menos el único poste en mal estado y sobre el que los vecinos de Moaña alertan desde hace meses. El caso más reciente fue el de una estructura y parte del tendido eléctrico que se cayó en Sabaceda, las pasadas navidades, al chocar un camión con la iluminación navideña. Entonces tardaron varios días en reponer el cableado pero los vecinos de algunos barrios como Sabaceda, A Marrúa y Bouza-Figueira estuvieron semanas sin servicio de teléfono y sin conexión a internet.

Otros puntos con riesgo

En varias zonas de Moaña se registraron en los últimos años postes de madera tumbados y en mal estado. En diciembre de 2019 vecinos de Quintela alertaban de que estuvieron varios meses pidiendo el arreglo de un poste semirroto que amenazaba con caerse sobre un muro y dos jardines particulares.

Ese mismo mes ocurrió algo parecido con un poste inclinado en Tirán en el camino de bajada a la playa de Videira. Tras varias semanas con denuncias vecinales fue finalmente arreglado. Poco antes, ya en Cangas, un poste de alumbrado público de hormigón se había desplomado sobre la terraza de una vivienda en el lugar de Santa Marta (Darbo).

El pasado octubre vecinos de A Miranda, también en Moaña, denunciaron que un antiguo poste de madera del tendido telefónico llevaba un año en medio de la vía pública.

Compartir el artículo

stats