Vecinos del barrio de Banda do Río han mostrado su malestar por lo que consideran un deterioro del mobiliario del parque María Eugenia y de los accesos a la propia playa de Banda do Río. Las quejas aluden a la falta de mantenimiento municipal en algunos de los elementos, como es el caso de varios bancos, que aparecen rotos, y reclaman una pronta actuación por parte del gobierno buenense.

Asimismo, apuntan que las deficiencias se extienden a la rampa de acceso al arenal, con varias de las láminas de madera rotas o deterioradas, y con la maleza y la arena invadiéndolas. Insisten en que el carácter céntrico tanto del parque como de la playa exige una mayo atención a efectos no solo del uso vecinal sino también de imagen.