Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fervenza asegura que el gobierno sí puede intervenir el servicio de limpieza viaria

El portavoz del PP señala que en el contrato consta que si la empresa causa un daño grave, el Concello puede actuar

Imagen de archivo de la limpieza viaria en Moaña.

Imagen de archivo de la limpieza viaria en Moaña. FdV

La polémica por el mal funcionamiento del servicio de la limpieza viaria en Moaña, que el Concello tiene adjudicada a Urbaser desde hace once años, sigue, con más críticas del portavoz del PP, José Fervenza, que asegura que el gobierno sí tiene herramientas para obligar a la multinacional a cumplir el contrato. Fervenza entiende que el bipartito BNG-PSOE no las está utilizando. “Moaña esta muy sucia. La empresa de limpieza no cumple el contrato pero a pesar de ello el gobierno municipal les sigue pagando mas de 280.000 euros al año que salen del bolsillo de todos los vecinos”, señala Jose Fervenza

El PP recuerda que la obligación de este gobierno es defender los intereses de los vecinos y hacer cumplir el contrato de limpieza. Y recuerda también que el contrato le da poderes a la alcaldesa para hacerlo.

El contrato contempla que si Urbaser incumple y causa un daño grave al Concello, lo que según los populares está haciendo desde hace años, el gobierno municipal puede acordar la “intervención” del servicio de limpieza nombrando a una persona que ejercería esa función y Urbaser deberá someterse a las decisiones de esa persona.

Pregunta por qué la alcaldesa y el gobierno municipal sabiendo que incumple desde hace años la empresa no han tomado esa medida y por qué no ha intervenido el servicio sabiendo que se han abierto expedientes sancionadores.

Sigue afirmando Fervenza que “hay algo en este contrato que no se entiende e insiste en que el gobierno municipal es “rehén” de una empresa multinacional.

El portavoz popular recuerda que el Concello tiene además el poder de dirección y control sobre el contrato y está facultando para dar a Urbaser todas las órdenes necesarias, advirtiéndole que en caso de desobediencia o incumplimiento se le impondrán sanciones; “sanciones que en caso de desobediencia a las ordenes de la alcaldesa que sean esenciales, como en este caso, para la prestación del servicio pueden suponer, como falta muy grave que es, el 10% de la facturación mensual de Urbaser, aparte de reclamar el Concello los daños y perjuicios”. En este sentido dice que tres faltas muy graves o la reiteración de una en un año es causa para resolver el contrato.

Por qué, entonces, vuelve a preguntar, la alcaldesa no ejerce ese poder que tiene sobre Urbaser y por qué incumple y no usa los medios legales para obligarla a cumplir: “¿Será que como es un gobierno bipartito y la competencia de limpieza viaria de la parte del bigobierno del PSOE, ahí la alcaldesa no puede meterse? ¿Tienen que pagar los vecinos la mala gestión de este bigobierno municipal?

Fervenza reprocha la insumisión del bipartito a una multinacional china como es el caso de Urbaser.

Compartir el artículo

stats