Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fervenza insiste en que Urbaser incumple la limpieza viaria desde hace años

El portavoz popular pide que el gobierno no sea “rehén” de una multinacional ENo entiende por qué no es capaz de imponerse a la concesionaria

La polémica por los presuntos incumplimientos del contrato por parte de la concesionaria de la limpieza viaria de Moaña, Urbaser, crece y ahora el portavoz del PP, en la oposición, José Fervenza, demanda que el gobierno municipal no sea “rehén” de la empresa multinacional y defienda los intereses de los vecinos. Señala que desde hace tiempo el PP denuncia el incumplimiento del contrato, con menos personal del obligado -6 y 4 trabajadores en lugar de los 9 del contrato- sin que el Concello haya sido capaz de imponerse a la empresa y la haya obligado a rectificar y trabajar conforme manda el contrato. Este martes, la concejala de Servicios, Marta Freire, ante las quejas del PP, confirmaba que no iban a prorrogar el contrato a Urbaser cuando concluyan los cuatro años en enero de 2022.

José Fervenza en una imagen de archivo en el paseo de Seara.

Fervenza cree que las empresas concesionarias “campan a sus anchas y el gobierno local aparece como rehén”. Añade que el contrato de la limpieza viaria lleva años sin cumplirse y Moaña está sucia porque no se limpia con el número de trabajadores exigidos y el Concello no es capaz, “no sabemos por qué motivo”, de imponerse a la empresa para que cumpla. “¿Quién manda en Moaña, las empresas multinacionales?”, se pregunta. En este sentido, recuerda que FCC-Aqualia consiguió que el gobierno local le pagara voluntariamente unos meses que su negocio fue mal por culpa de la pandemia, con una ayuda de casi 50.000 euros, y ahora Urbaser, otra multinacional, incumple con la limpieza viaria y gana dinero con estos incumplimientos, ya que el Concello le sigue pagando las facturas “y la empresa sin cumplir”. En su afán de seguir denunciando la situación, el PP ha presentado escritos en el Concello para solicitar las auditorías realizadas a Urbaser, expedientes sancionadores y los escritos que hayan dirigido a la multinacional exigiendo el cumplimiento del contrato.

En una de las solicitudes, Fervenza pide copia del expediente sancionador abierto el pasado agosto de 2020 y todos los demás abiertos. Todo ello, al amparo del artículo 23 de la Constitución; 77 de la Ley Reguladora de Bases de Régimen Local; 14 del Reglamento de Organización de Entidades Locales, y Lei de transparencia e bo goberno de Galicia.

Compartir el artículo

stats