El comité clínico que asesora a la Xunta en el seguimiento de la pandemia del COVID-19 para la adopción de medidas de prevención contra los contagios, acordó en su reunión de ayer en Santiago, dejar en el nivel medio de restricciones a los municipios de Cangas y de Moaña, lo que implica que la hostelería puede seguir trabajando con el 30% de ocupación interior y el 50% en terraza. Siguen en este nivel junto a los concellos de Beade, Cortegada, Padrenda, O Carballiño, Boimorto, Sanxenxo, Meis, Gondomar y Baiona.

Moaña había pasado a nivel medio la semana pasada sumándose así a Cangas que ya mantenía esta situación de restricción. Bueu sigue en el nivel medio bajo, lo que le permite abrir terrazas en un 70% y el interior de locales de hostelería en un 50%.