Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Aumenta el descontento de Moaña con Urbaser

La alcaldesa confirma que no se va a prorrogar el contrato EEl portavoz del PP califica a Marta Freire de “cómplice” de lo que pasa con los incumplimientos de la empresa

Trabajadores de la limpieza viaria de Moaña. |   // G.N.

Trabajadores de la limpieza viaria de Moaña. | // G.N.

La alcaldesa de Moaña, Leticia Santos (BNG), asegura que efectivamente la intención del gobierno local, como ya adelantó la concejala de Servicios, Marta Freire, a raíz de las quejas del PP, es no prorrogar el contrato de la limpieza viaria a la empresa Urbaser, que lleva realizando el servicio desde hace unos 14 años. Urbaser volvió a ganar la licitación del contrato en 2017, por un período de cuatro años prorrogables por otros dos, pero la regidora confirma que no harbrá prórroga cuando en enero de 2022 concluyan los cuatro años, debido a que “no estamos contentos con el servicio”.

Sin embargo, no explica los motivos, dice que no puede hacer público si hay otra auditoría abierta a la empresa por supuestos incumplimientos del contrato para no incurrir en el error que había cometido el portavoz del PP, José Fervenza, cuando la anunció y dio así un aviso a la empresa, echando a perder la tramitación de dicha inspección. Ello no impidió, sin embargo, que por parte del Concello se le abriera un expediente de sanción y la imposición de una multa de casi 1.500 euros, por incumplimientos puntuales e injustificados, como trabajar con menos personal del obligado y no completar las rutas diarias programadas.

Precisamente, el martes, el portavoz del PP, José Fervenza, hacía públicas las quejas por los incumplimientos del contrato por parte de Urbaser después de haber estado trabajando el sábado con 6 trabajadores y el lunes, con 4, cuando el contrato le obliga a 9. Califica la situación de abandono terrible cuando además en el nuevo contrato, el Concello pagó más a la empresa. cada mes, el Concello abona a la empresa unos 23.000 euros. El contrato de cuatro años había salido a licitación por un importe anual de 274.515 euros (sin IVA) y Urbaser ofertó 255.183 con 51.120 euros en mejoras para limpieza de marquesinas y mobiliario urbano y 7.444 para reposición de mobiliario urbano.

Fervenza asegura que Marta Freire es “cómplice” de lo que está pasando: “Dice que en enero de 2022 no se le va a prorrogar el contrato, ¿pero qué pasará todo este año?”. Pregunta también por qué Freire no se reúne con la representación de los trabajadores para saber cuál es la situación y entiende que la concejala no está obligando a cumplir a la empresa, pero ya desde hace tiempo.

La alcaldesa asegura que es complicado remunicipalizar el servicio, ya que no hay trabajadores municipales vinculados al servicio -los que había antes del contrato eran trabajadores de limpieza del Concello que fueron asignados después a instalaciones municipales- y no hay una tasa específica que aplicar, además de que la Ley de Racionalización y Sostenibilidad Local impide esta remunicipalización. Recuerda que el Concello no puede ampliar su plantilla de trabajadores y que a día de hoy todavía no se han podido reponer todos los puestos de los trabajadores jubilados.

Compartir el artículo

stats