Las rotondas de salida y acceso del Corredor en la zona de Ameixoada, en Moaña, vuelven a estar llenas de marcas de frenazos de coches en todas las direcciones, lo que delata que se vuelven a repetir las maniobras de conducción ilegales en esta zona que enlaza dos rotondas a través de un túnel sobre el que pasa el tramo de Corredor que enlaza Cangas con la Autovía.

Este problema se detecta cada cierto tiempo desde el año 2016 y la Policía Local entiende que se trata de derrapes y trompos realizados de forma ilegal con coches particulares y a altas horas de la madrugada. Sus autores estarían poniendo en peligro a cualquiera que pase por la zona en esos momentos.

El cuerpo municipal de Policía llegó a recibir varias quejas de vecinos por estas prácticas ilegales a lo largo de los últimos años.