Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cangas fija cinco zonas de aparcamiento rotatorio y gratuito solo para turismos en el centro urbano

En el entorno de la plaza de abastos se reservará un margen para carga y descarga y otro como “zona de servicio para turismos”. G.NÚÑEZ

Entorno de la plaza de abastos, Avenida de Montero Ríos, tramo de la Avenida de Ourense más próximo al casco urbano y el de la Avenida de Marín comprendido entre los cruces de las calles Baiona y Gondomar. Son las primeras “zonas de servicios para turismos” en el centro de Cangas proyectadas por la Policía Local para que puedan aparcar los vehículos por tiempo limitado y al que el Gobierno ACE-PSOE ya le ha dado el visto bueno. El estacionamiento será gratuito, pero los turismos no podrán permanecer más de media hora seguida, pues de lo que se trata es de que haya rotación. Para ello, los agentes controlarán la estancia con un escáner instalado en sus vehículos que “lee” las matrículas de los coches aparcados en cada pasada, avisando de los que han sobrepasado el límite establecido y registrando los datos para tramitar las denuncias de los infractores.

La medida se estuvo “estudiando” desde el pasado verano y se prevé ponerla en marcha antes del próximo, “posiblemente en mayo”, señala el inspector jefe, Alberto Agulla. Políticos y técnicos municipales descartan activar la “zona azul” tras llegar a la conclusión de que no funcionaría con los medios disponibles y porque hay discrepancias en torno a su gratuidad. El modelo de Pontevedra, que ya se ha “copiado” para otras iniciativas como la de “ciudad de la infancia”, también se quiere aplicar en los aparcamientos, con el objetivo de promover la rotación y, con ello, dinamizar el comercio, que acumula quejas por este motivo, más aún con la crisis derivada de la pandemia de COVID-19.

Entre las críticas del sector están las de los hosteleros y vendedoras de la plaza de abastos, que esta semana se quejaron de las multas que les impone la Policía Local por sobrepasar los 15 minutos fijados para aparcar en el entorno para facilitar las compras de los primeros. Alegan que un cuarto de hora es insuficiente y que los clientes se desplazarán a Bueu o a Moaña si no encuentran en Cangas las condiciones idóneas. Desde el Concello aseguran que solo se denuncia a quienes exceden, en mucho, el tiempo establecido y adelantan que las tarjetas que fueron emitidas para darle cobertura dejarán de tener validez cuando se pongan en marcha las referidas “zonas de servicios para turismos”.

También habrá plazas de aparcamiento rotatorio en el tramo central de la Avenida de Marín. G.Núñez

Las dos primeras en activarse serán, precisamente, las del entorno del mercado de abastos. La línea de fachada que mira a Eugenio Sequeiros se reservará exclusivamente para carga y descarga, con señalización vertical y líneas amarillas en zigzag sobre el pavimento, mientras que en la margen derecha del vial se situarán las plazas de aparcamiento por tiempo limitado, al igual que en el triángulo que forma con la calle 25 de Xullo. Estarán delimitadas por una línea discontinua en color amarillo y placas de prohibido estacionar, excepto turismos por un máximo de 30 minutos. Estarán excluidas las motos, para las que se habilitarán varias plazas en las cercanías, así como las furgonetas, que tendrán el suyo en la fachada que mira al mar y en la explanada de Ojea.

Otra de las zonas rotatorias previstas se ubicará entre las avenidas de Montero Ríos y de Bueu, en las proximidades de la lonja, con cabida para alrededor de medio centenar de turismos que podrán permanecer hasta media hora para que sus dueños hagan compras u otras gestiones en los establecimientos del entorno, el mismo objetivo que se persigue con las proyectadas en la Avenida de Ourense (en la margen derecha desde el cruce hacia Aldea de Arriba hacia el casco urbano) y en el tramo central de la Avenida de Marín, entre los cruces con las calles Baiona y Gondomar. Son “zonas de concentración comercial” a las que se quiere dar respuestas.

El plan ya ha recibido el visto bueno del Ejecutivo cangués, que lo aprobó el pasado lunes en Xunta de Goberno Local, señala Agulla, que ya ha encargado la señalización vertical, en paneles de 60x90 centímetros con fondo azul y características que permiten distinguir estas “zonas de servicio para turismos” de las de carga y descarga, que estarán reservadas exclusivamente para los transportistas de mercancías y no para las gestiones de particulares, recalca.

El PP denuncia otra vez ante la Valedora do Pobo las medidas de acceso a playas

Las restricciones de acceso rodado a las playas de Cangas adoptadas durante la Semana Santa acabarán de nuevo en el despacho de la Valedora do Pobo por mediación del PP, que considera “anticonstitucionales” las medidas porque discriminan a los visitantes en función de su residencia o municipio de procedencia. Dichas limitaciones no resultan “acordes con la igualdad de todos en el ejercicio del derecho de acceso a esos bienes de dominio público”, atendiendo a las advertencias que la Valedora ya realizó tras las quejas del verano pasado. Además, las medidas aplicadas por el gobierno bipartito son “controvertidas y claramente ineficaces”, señalan los populares, que inciden en la obligación del Concello de informar a la institución gallega, en el plazo de un mes, de las “resoluciones y las medidas adoptadas para darles eficacia” y también de publicarlas en la página web municipal. Recomendaciones que hasta ahora no se han cumplido, mientras la normativa se renovó para la Semana Santa con las mismas características de entonces. Para el Partido Popular, además de discriminatorias, las medidas son “chapuceras en su fondo y en su forma”, porque no evitan las aglomeraciones de usuarios en las playas, sino que saturan de coches los arcenes de otros viales próximos a los arenales. En la práctica, los planes, justificados por su urgencia, no dan resultado y el Concello sigue improvisando, subrayan.

Compartir el artículo

stats