Tarde agitada en Ons. Y es que el helicóptero emergencias Pesca 1, dependiente de la Consellería do Mar, tuvo que acudir hasta en dos ocasiones a la isla por sendas falsas alarmas. Recibió el primer aviso alrededor de las 13.30 horas, al alertarse de que se veía un bulto negro flotando cerca de Ons. Tras realizar una inspección no se encontró nada destacable.

Regresando a la base, alrededor de las 16.45 horas, el personal de emergencias del Pesca 1 recibió un segundo aviso de la Guardia Civil. Procedió de un submarinista que advirtió haber visto una cometa para la práctica de kitesurf (concretamente la modalidad de wing foil), que estaba flotando sobre el mar. El helicóptero volvió entonces a realizar un recorrido, por lo que alrededor de las 18.00 horas sobrevoló la isla en varias ocasiones, lo que alertó a muchos bañistas.

Los técnicos de emergencias descubrieron que lo que en el primer aviso parecía un cuerpo flotando era en realidad una boya.

En cuanto a la alarma por la vela de kitesurf, no se encontró nada y desmovilizaron el operativo mientras la Guardia Civil trataba de buscar en su domicilio al supuesto propietario del equipamiento deportivo. Finalmente dio con él, que explicó que la vela se habría escapado de la playa de A Lanzada. El Pesca 1 regresó a su base en Peinador poco después pasando por encima de Cangas y Moaña, lo que también generó cierta alarma en la comarca.

Tras la aparición de la vela de kitesurf se había dado aviso también al barco de pasajeros de la compañía Nabia que cubre la ruta entre Bueu y la isla de Ons y que se encargó de recoger el equipamiento cerca del muelle.