Un vecino de Aldán (Cangas) de 56 años de edad falleció ayer por la mañana tras sufrir un accidente cuando se encontraba cortando leña en su domicilio. Fuentes del operativo desplazado al lugar explican que el hombre perdió el control de la motosierra, que tras rebotar en la madera le seccionó la yugular. Los servicios desplazados al lugar no pudieron hacer nada por salvar su vida.

El suceso tuvo lugar alrededor del mediodía, en número 44 del lugar de Camiño dos Carballiños, en la zona de Menduíña. Hasta el lugar se desplazó la Policía Local, que trasladó al personal médico del Punto de Atención Continuada (PAC) de Cangas; una ambulancia del 061, el Grupo de Emerxencias Cangas-Protección Civil; y la Guardia Civil. Los primeros datos apuntan que el fallecido, Carlos Pastoriza Masenlle., estaba cortando leña en el interior de su propiedad y cuando se disponía a cortar uno de los troncos la motosierra habría rebotado, alcanzándole a la altura del cuello y ocasionándole la muerte. Otra hipótesis es que sufriese algún tipo de mareo o indisposición, lo que le habría llevado a perder el control de la máquina. La voz de alarma la dieron los propios familiares que estaban en la vivienda, que en un momento dado salieron al exterior extrañados por el continuo ruido de la motosierra.

El trágico accidente provocó una gran consternación en la zona y en estos momentos y fue necesaria la presencia del forense, que se encargó de decretar el levantamiento del cuerpo.