Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La comarca inicia abril con un centenar de contagiados, el doble que hace dos semanas

Vacunación, esta Semana Santa, en el centro de salud de Cangas, para no frenar la campaña con los mayores de 80 años. | // G. NÚÑEZ

El Sergas aceleró esta Semana Santa la vacunación a mayores de 80 años y a trabajadores de sectores esenciales que todavía no habían sido inmunizados, como ocurrió en los últimos días con los agentes de las Policías Locales de Cangas y Moaña y con los efectivos de Protección Civil de Cangas. Algunos profesores que quedaron pendientes de recibir las dosis, están ahora pasando por los centros de vacunación. Ayer y hoy, pese a ser jornadas festivas, también se vacuna a mayores en los centros de salud de Cangas y Moaña. La campaña no tendrá freno tampoco el sábado ni el domingo. De hecho, el Sergas tiene previsto vacunar, solo estos dos días, a 5.729 personas en el área sanitaria de Vigo, a la que pertenecen cangueses y moañeses. Sin embargo, el comienzo de la cuarta ola de la pandemia parece no tener remedio ya y los expertos solo esperan que no se llegue a un pico de contagios tan elevados como en febrero.

De hecho, la comarca de O Morrazo finalizó el mes de marzo con 99 positivos, rozando el centenar de casos y duplicando los valores absolutos que presentaba solo dos semanas atrás. El 16 de marzo eran poco más de 50 los contagiados, con Cangas y Moaña rondando los 25 casos activos cada uno y Bueu cayendo a su mínimo de todo el año de la pandemia, con apenas 2 positivos activos.

La gran evolución de la primera quincena de marzo, sobre todo de una Moaña que había llegado a desbordar todas las previsiones negativas al rozar los 170 contagiados al mismo tiempo en las primeras semanas de febrero, se truncó de golpe con el puente de San José, entre el 19 y el 21 de marzo. Fue entonces cuando el descenso de los contagios se frenó en seco y comenzaron a producirse repuntes.

Si bien la situación actual está todavía muy lejos de ser tan preocupante como la que se vivió en febrero, las autoridades sanitarias temen que se trate de un inicio de una cuarta ola dura. De hecho, el comité clínico que decide las medidas a implementar por parte del Sergas ha decidido elevar el nivel de riesgo sanitario de Moaña, que hoy mismo entra en nivel medio, compartiendo ya el mismo estado que Cangas. La hostelería moañesa, por lo tanto, solo podrá atender desde hoy al 50% de las mesas de las terrazas y apenas al 30% de sus mesas en el interior. Las barras tampoco se pueden utilizar por parte de los clientes. Esta nueva restricción había ocasionado malestar por parte del Concello, al entender que, una vez más, se vuelve a cargar las culpas de la situación sanitaria en la hostelería, cuando se demuestra que gran parte de los contagios se producen en las viviendas particulares, en donde las personas relajan más sus medidas de distancia social y de llevar la mascarilla.

Moaña entró en los días festivos con 34 positivos activos según la EOXI y con 28 según el mapa del Sergas. En Cangas el área sanitaria ya tiene recogidos 53 contagiados mientras que en Bueu había ayer 12 positivos, uno más que el día anterior.

Se inocularán dosis todos los días de esta semana. | // G.N.

La propia alcaldesa de Cangas, Victoria Portas, emitió ayer un comunicado que el Concello hizo circular por redes sociales considerando que los datos “empiezan a ser preocupantes en Cangas y nos demuestran que algo estamos haciendo mal”. Solicita, a los ciudadanos, “responsabilidad” para evitar la cuarta ola, “que está llamando a la puerta”.

Reuniones familiares

Victoria Portas pide evitar por todos los medios llegar a un nuevo confinamiento domiciliario “que sería devastador para nuestra salud, el empleo y la economía de Cangas”. En este sentido, reclama que se eviten, en estos días festivos, reuniones familiares en la medida de lo posible.

El juzgado archiva la querella contra DomusVi

El Juzgado de Instrucción número 3 de Cangas ha acordado el sobreseimiento provisional de la querella presentada por dos familias de residentes del geriátrico de Aldán contra la empresa DomusVi. El auto afirma que se llevaron a cabo “las diligencias que se consideraron imprescindibles” y concluye que ahora mismo “no cabe otra decisión en este momento procesal que el sobreseimiento, ya que se ha resuelto la innecesariedad en diferentes autos de las diligencias interesadas por la acusación particular”. El juez precisa que esta decisión no significa que “no haya existido responsabilidad alguna por parte de los querellados”, sino que lo que se mantiene es que “no existen indicios fundados de responsabilidad penal” por parte de los acusados. La querella fue presentada por las familias de una mujer que falleció en la residencia y de otra que se contagió de COVID-19.

Compartir el artículo

stats