Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Policía de Cangas y Moaña se vacuna, con temor en los Concellos por el riesgo de bajas en plena Semana Santa

Integrantes de Protección Civil esperando por la dosis.

Los efectivos de las policías locales de Cangas y Moaña, así como de Protección Civil canguesa, iniciaron este martes su vacunación como trabajadores esenciales. En cuanto a los agentes, la mayoría de ellos recibieron en estos dos días su primera dosis. Aunque estos cuerpos consideran desde hace tiempo que tenían que ser vacunados por su trabajo de riesgo, el temor está en los gobiernos municipales por los efectos secundarios que durante un par de días tiene la vacuna de AstraZeneca entre parte de los que la reciben. Y es que desde los Concellos temen bajas en una de las campañas de vigilancia y control más sensibles de todo el año: la de Semana Santa. Como en todos los periodos vacacionales suelen aumentar las intervenciones de emergencias, pero además este año los agentes deben controlar el cumplimiento de las normas sanitarias.

La alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, considera que podría haberse organizado de forma escalonada entre los servicios de distintas localidades “para evitar el riesgo que supondría quedarnos sin patrulla en Semana Santa, si se producen varias bajas”. Cangas pidió por escrito dos turnos separados por varios días.

Todos los integrantes de estos cuerpos se están vacunando en las instalaciones del hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo. En concreto, de la Policía Local de Moaña se vacunaron ayer una decena de agentes. El martes lo habían hecho otros tantos efectivos. Este cuerpo lo componen ahora 18 agentes y 3 auxiliares. Al menos dos de los vacunados el martes sufrieron mareos, fiebre y malestar, sobre todo por la noche. Ayer, sin embargo, ninguno de ellos había solicitado la baja.

En Cangas la Policía ya tiene vacunados a la mayoría de sus 27 efectivos, incluyendo a cuatro auxiliares. Quedarán solo tres por inocular la primera dosis. También hay constancia de fiebres altas en alguno de los agentes. En cuanto a Protección Civil de Cangas, sus efectivos acuden en tres tandas. Hasta 11 de ellos recibieron la dosis el martes, 10 durante la mañana de ayer y otros 10 completarán hoy el turno.

En Bueu, en el área sanitaria de Pontevedra, el cuerpo municipal todavía está a la espera de ser llamado.

Agentes de Moaña, informándose mientras esperan la llamada.

La comarca se mantiene al borde del centenar de casos

O Morrazo llega a los festivos de Semana Santa con 98 positivos activos, según datos de las áreas sanitarias (EOXI) de Vigo y Pontevedra. Se trata de la misma incidencia de la pandemia de COVID-19 que ayer pero, sin embargo, la evolución es distinta en función de las localidades. Así, mientras en Moaña y en Bueu se registraron ligeros descensos en el número de casos, en Cangas sigue la escalada de contagios. En estos momentos hay ya 53 cangueses contagiados con el coronavirus, dos más que ayer. En Moaña hay un caso menos, situándose en 34, mientras en Bueu la bajada fue también de un caso, con 11 vecinos contagiados. Desde el pasado puente de San José el crecimiento escalonado de la pandemia, mantiene en alerta a las autoridades sanitarias. Moaña, que este viernes pasará a riesgo medio, como está Cangas, verá restringidos nuevamente los aforos de su hostelería. Por su parte la alcaldesa de Cangas, Victoria Portas, recordó ayer que, desde hoy mismo solo pueden viajar en coche particular los convivientes o aquellas personas que tengan un motivo justificado como el laboral, pero portando la mascarilla en todo momento.

Sin festivo

Hoy y mañana continuarán las vacunaciones de mayores de 80 años en los centros de salud de la comarca, y es que el Sergas no parará la campaña en toda la Semana Santa con el objetivo de que este grupo de población de edad más avanzada esté plenamente inmunizado lo antes posible, para poder bajar a otros grupos de edad.

Compartir el artículo

stats