Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El bipartito de Cangas evita perder el dinero del Plan Concellos con apoyo condicionado del BNG

Los concejales del gobierno ACE-PSOE y del BNG votando a favor de la propuesta del Plan Concellos, con la abstención del PP.   | // G.NÚÑEZ

Los concejales del gobierno ACE-PSOE y del BNG votando a favor de la propuesta del Plan Concellos, con la abstención del PP. | // G.NÚÑEZ

Al segundo intento, en un Pleno extraordinario y urgente, y unicamente con el apoyo, condicionado, del BNG –que el jueves abandonó la sesión ordinaria en señal de protesta y no quiso participar en la votación sobre el mismo asunto–, el gobierno bipartito ACE-PSOE logró anoche sacar adelante su propuesta de actuaciones que se financiarán con el Plan Concellos por importe de 782.912 euros, incluidos 150.000 para ayudar a los sectores más afectados por la pandemia de COVID-19, a los que hay que sumar los 77.375 adicionales concedidos por la Diputación. El respaldo de la formación nacionalista, rubricado en vísperas, permitió alcanzar los 11 votos a favor, el mínimo imprescindible frente a los diez que sumarían PP y Avante, de entrar en votación. Y ni siquiera lo hicieron, porque las ediles de Avante abandonaron la sala tras denunciar el “cambalache” y renunciar al dinero que le correspondía por asistir, mientras que los populares tomaron la puerta tras otra retahíla de críticas a los “abajo firmantes” y antes de que leyeran su listado de “compromisos” .

De este modo, el ejecutivo de Cangas salva in extremis una inversión que debía estar comprometida ante la Diputación antes del 5 de abril y que estuvo en serio riesgo de perderse por las discrepancias de los grupos políticos sobre el fondo y las formas. El proyecto de mayor cuantía es el de “humanización” del barrio de Nazaret, con un presupuesto de 148.292 euros. Al convenio para ejecutar el proyecto de mejora de la seguridad en la EP1005 (O Viso-Igrexario) se destinan 157.040, euros 110.207 a la pavimentación y mejora de servicios en la Rúa Paz y 43.745 euros a la pavimentación de la calle Curros Enríquez. Para dotar de una nueva capa de rodadura a viales municipales se reservaban 98.667 euros, que se incrementarán a 173.667 si se aplica el compromiso de sumar los 75.000 euros inicialmente previstos para levantar los muros del tramo O Viso-Igrexario y se repartirán “equitativamente” entre parroquias.

El compromiso a tres bandas ya estaba escrito y firmado antes de comenzar la sesión. El decálogo incluye destinar 150.000 euros –equivalente al 19% del importe destinado por la Diputación a la línea 1, inversiones– para implementar una línea de ayudas a los sectores más afectados por la pandemia, sobre todo comercio y hostelería, a detraer los 75.000 euros previstos para los muros colindantes con el vial O Viso-Igrexario y destinarlos a mejorar viales en las parroquias y a retirar del mismo convenio el compromiso de traspasar la titularidad de cualquier carretera provincial que no esté urbanizada en su totalidad. Convocatoria , en el plazo máximo de un mes, de la Mesa de Mobilidade para tratar antes del verano los problemas de tráfico en las parroquias, de una reunión para avanzar en el Plan Xeral y otra para buscar acuerdos sobre la gestión de servicios públicos municipales, comenzando por la piscina, son otros puntos del acuerdo, que también establece una agenda de reuniones periódicas fijas para consensuar actuaciones, presupuestos y proyectos que puedan llevarse a Pleno.

Las ediles de Avante abandonando la sesión plenaria de ayer. | // G.N.

La edil de Avante Ánxela Vizoso fue la encargada de abrir fuego. Advirtió que la propuesta a debate era “exactamente la misma” que se llevó a pleno la semana pasada, por lo que la sesión no tenía razón de ser ni, en consecuencia, un cambio de voto. También reprochó que lo que se ofrecía no era una propuesta de la Alcaldía, sino un documento redactado por el BNG defendiendo causas que antes negó y de cumplimiento más que cuestionable. Un “cheque en blanco” que no iban a suscribir porque, además, coincide basicamente con las exigencias que hizo Avante para apoyar la investidura y que no se cumplieron. Un “cambalache” que no están dispuestos a avalar y del que renuncian a cobrar.

Rafael Soliño, del PP, abundó en los argumentos y en la falta de criterio, de consenso y de transparencia del bipartito, amén del “desprecio” a otras fuerzas políticas, que desembocaron en un pleno de urgencia que no tendría razón de ser. En nombre del BNG, Mercedes Giráldez pidió a Avante que “no se equivoque de enemigo” y recalcó su “cabreo” y falta de confianza en el ejecutivo local, aunque antepuso el sentido de la responsabilidad para no dejar a la ciudadanía sin las obras ni ayudas a los sectores más afectados por la crisis del COVID, más aún cuando no hay tiempo para presentar proyectos alternativos.

La lista de compromisos la leyó Giráldez ya en ausencia de los ediles del PP y Avante. La alcaldesa, Victoria Portas, comprometió su agradecimiento y “respeto” por todas las fuerzas políticas, así como la renuncia a los intereses “partidistas” en favor del conjunto de la ciudadanía. “Pronto fijaremos un cronograma para cumplir compromisos adoptados”, concluyó, en un pleno que ha vuelto a dejar patente las debilidades de un gobierno en minoría.

El PP, contra un acuerdo que tilda de partidista

Horas antes de celebrarse el Pleno, el grupo municipal del PP ya había adelantado sus críticas a una propuesta del Plan Concellos “intragable” por la distribución “desequilibrada” de las inversiones entre parroquias y la falta de consenso político. La edil Rosa Mary de la Campa arremetió contra la alcaldesa, Victoria Portas, por presentar un listado “a su medida”, sin tener en cuenta el interés general, y contra el BNG por darle respaldo solo unos días después del “teatrillo” montado en la anterior sesión plenaria con el objetivo de “convertirse en imprescindible” para gobernar y con reivindicaciones “partidistas”. Lo más curioso, subraya el PP, es que el apoyo del Bloque se produjo sin que el Plan Concellos, que consideraba “intolerable”, haya variado en nada sustancial y algunos compromisos, como la gestión del vial O Viso-Igrexario, están “en el aire”. Denuncian su exclusión de las negociaciones por parte del gobierno local hasta el momento en que ya eran inviables los cambios y avisa a la regidora que no desprecie la voz de la opción política “mayoritaria”.

Compartir el artículo

stats