La senda de Domaio tendrá un tramo voladizo

Planta de la nueva senda paralela a la PO-551en Domaio.

Planta de la nueva senda paralela a la PO-551en Domaio.

La Consellería de Infraestructuras sigue adelante con los trámites de aprobación de la nueva senda peatonal de la PO-551, en Domaio, entre Moureira y Palmás, que tendrá casi 2 kilómetros de longitud y discurrirá por la margen derecha de la carretera en hormigón coloreado y limitada exteriormente por un bordillo. Tendrá un ancho, como mínimo de 1,5 metros, y la en donde el espacio lo permita llevará zona ajardinada, de 0,5 metros. Debido al desnivel del terreno al lado de la carretera, será necesario ejecutar más de 300 metros de senda ampliando la plataforma de la calzada con una estructura en voladizo.

La Xunta publica hoy en el Diario Oficial de Galicia (DOG) la aprobación del expediente de información pública y definitivamente el proyecto de construcción, con una inversión de 1,7 millones de euros. En este importe se incluye el pago de los 26 terrenos que son necesarios expropiar para la ejecución de este itinerario.

La Xunta había autorizado en el Consello del pasado jueves las expropiaciones, entre los puntos kilométricos 29+220 y 30+920, y la intención es proceder al levantamiento de actas previas y la licitación de las obras en el segundo semestre del año. Los trabajos cuentan con un plazo de ejecución de 12 meses.

Infraestructuras recuerda que atendiendo las aportaciones al proyecto inicial y las solicitudes del Concello, se actuará en un tramo de 1,45 kilómetros de la carretera, ampliándose en 300 metros la longitud de la senda para facilitar la movilidad de los peatones que acceden a la PO-551 desde Meira para conectar en la parte final con las aceras existentes.

La construcción de esta senda complementa el proyecto de eliminación del Tramo de Concentración de Accidentes (TCA) de Domaio, cuyos pagos, por la ocupación de terrenos, empezarán a realizarse el próximo día 22 de abril en el Concello. La obra se prevé iniciar en esta primavera.