Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los comuneros convierten a Domaio en un balcón sobre la ría

Uno de los miradores, con panel explicativo sobre las vistas.  | // G.N.

Uno de los miradores, con panel explicativo sobre las vistas. | // G.N.

En plena pandemia, muchos son los vecinos de O Morrazo que optan por aprovechar los fines de semana con buen tiempo para pasear por el monte, buscando así la distancia social que aconsejan las autoridades sanitarias y que no podrían encontrar en paseos y alamedas más urbanas. En el último mes uno de los montes de la comarca que reúne a más vecinos es el Monte Faro de Domaio, que pasa por ser el techo de O Morrazo con 636,20 metros de altura. El atractivo de esta zona se vio reforzado gracias a las inversiones acometidas en los últimos dos años por la Comunidade de Montes Veciñais de Domaio, gracias en buena parte a una subvención de los Grupos de Desenvolvemento Rural (GDR).

Y es que a comienzos de año concluyeron los trabajos iniciados en 2018 para mejorar estos montes y que los han convertido en balcones con unas vistas espectaculares sobre la Ría de Vigo. El boca a boca de los nuevos miradores atrae cada semana a más personas.

El segundo mirador con las antenas del Monte Faro al fondo. | // G.N.

En concreto se acaba de concluir un proyecto que incluye dos miradores de madera, con barandillas del mismo material, en la zona conocida como O Cantón Alto, en la ladera del Monte Faro y sobre la ría. Además se construyó un sendero entre ambos espacios con vistas y, en el entorno de la mámoa de Chan da Arquiña, los comuneros instalaron también un parque infantil y otro biosaludable, que sin duda contribuyen a hacer atractivo un espacio conocido precisamente por esta huella arqueológica, con el conocido dolmen que tiene más de 5.000 años de antigüedad.

Además de estos dos miradores y los parques –cuya inversión total rondó los 60.000 euros– ya se puede ver una estructura metálica justo en la cumbre del Monte Faro, a la altura de las conocidas antenas de televisión. Se trata de los primeros elementos de un tercer mirador. Los asientos de madera los está construyendo el conocido leñador moañés José Antonio Fervenza “Yosi” para los comuneros de Domaio y permitirán una vista panorámica hacia los cuatro puntos cardinales desde el techo de O Morrazo. La intención es que antes de finalizar el presente mes este nuevo mirador esté listo.

La estructura metálica que se está instalando en la cumbre. | // G.N.

Asadores

Las inversiones de los comuneros en los montes de Domaio no acaban aquí. Antes de verano esperan poder instalar dos asadores en Chan da Arquiña. El presidente del colectivo, Juan Santos, explica que siguen las indicaciones de Medio Rural, con una fuente de agua cercana, para que los asadores puedan ser utilizados de forma legal.

A mayores, plantean la construcción, a corto plazo, de un cuarto mirador en la parte alta de Chan da Lagoa, cerca de la frontera con San Adríán (Vilaboa) y Santomé (Marín) y con unas bellas vistas sobre la ensenada de San Simón.

Los comuneros también instalaron un parque. | // G. NÚÑEZ

Compartir el artículo

stats