La Asociación Gemo presenta al próximo pleno de Cangas una moción para la regularización de la pirotecnia. Es la misma que se presentó en el Concello de Moaña y que fue aprobada por su corporación municipal. En la moción insta a dictar bandos que regulen el uso de petardos y material pirotécnico en espacios públicos para minimizar los efectos adversos y molestias que ocasiona sobre una parte de la población y animales. De igual manera pide que se estudie la viabilidad del empleo de pirotecnia sin ruido ni explosiones en los espectáculos subvencionados total o parcialmente por el Concello y promover campañas informativas para disminuir su uso.

Este colectivo ecologista afirma que el uso de petardos, fuegos artificiales, voladores, entre otros, ocasionan molestias y problemas a personas con TEA , hiperacusia, personas mayores e incluso personas hospitalizadas epilépticos , ligorofóbicos) y a la infancia, tanto en edades tempranas como otros casos. Asegura que en muchos municipios y ciudades no existe una regularización al respecto y su control es prácticamente inexistente, tan solo reducido a los establecimiento de venta y a las condiciones de las mismas.

Fuegos de artificio en las fiestas de Cangas Santos Álvarez

Este colectivo ecologista Gemo también señala que al margen de estos perjuicios indudables se puede observar con bastante frecuencia que ciertos tipos de pirotécnica se usa en lugares públicos, muy concurridos, aún cuando existieron casos de accidentes graves, incluso entre menores de edad, al no establecer un control específico para ello, con el posible peligro que estas prácticas conllevan e incluso el riegos de incendios forestales, en el caso de proximidad a esos espacios y a la contaminación en nuestros ríos y mares, sin atender al estado de emergencia climática que ya está vigente en muchos municipios. “No podemos olvidar los terribles sucesos que se dan en instalaciones de este tipo a lo lago de nuestra historia reciente del país”.

Esta asociación está empeñada en que los fuegos artificiales son perjudiciales especialmente para los enfermos respiratorios y/o cardiovasculares, epilépticos y ancianos. Señala que los fuegos de artificio más potentes pueden superar los 170 decibelios. Este colectivo asegura que varias ciudades españolas y europeas y tomaron medidas.

Por otra parte, el próximo día 6 de marzo, en Moaña, el colectivo realizará una recogida de alimentos para animales en supermercados y tiendas de animales. Lo recaudado será entregado a las protectoras de animales de O Morrazo.