Le hace gracia verse el tal situación, rodeada de bloques y casi emparedada. Alguién debió de pensar que tan situación merecía una sonrisa de esas que se muestran en las redes sociales. La misma sonrisa que llevan muchas máscarillas que protegen del virus de la pandemia.

Cangas protege los animales con una concejalía 

Estamos acostumbrados los periodistas a poner en foco en las concejalías principales. Obviamos muchas veces que los concejales, sobre todo en Cangas, tienen asignadas varias. De ahí que no reparamos hasta ayer en que había una concejalía en Cangas se ocupaba de la Protección y el Bienestar Animal. Tenemos que reconocer que nos sorprendió. No vamos a decir si de forma grata o no. Pero es, sin duda, un gesto para con aquellos votantes que tienen tanta conexión con los los animales. Por lo menos queda garantizado que el maltrato animal se perseguirá duramente en Cangas.

Moaña, a golpe de comisiones

También nos sorprendió que en el Concello de Moaña se continúe con las comisiones informativas específicas, cuando la mayoría de los Concellos optaron por la comisión única, primero como solución ante la crisis y después por la pandemia. Después de darle vueltas pensé que el motivo debe ser también económico. Porque se cobra por asistir a las comisiones informativas. No tienen, además, mucho sentido de ser tantas comisiones cuando la mayoría de las veces los grupos se guardan el voto para el pleno. Es dinero tirado.