Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El pantalán de pasaje de Cangas se ampliará 12 metros y habrá uno nuevo en la dársena norte

El muelle de pasajeros de Cangas con los barcos amarrados de Mar de Ons

El muelle de pasajeros de Cangas con los barcos amarrados de Mar de Ons

El proyecto de mejora de las instalaciones de atraque de embarcaciones de pasaje en el puerto de Cangas, que se encuentra en tramitación ambiental en la Xunta, cambiará la fisonomía del muelle al contemplar su crecimiento hacia la dársena norte, en sentido a la alameda nueva. Además de ampliar el actual pantalán de pasaje de la línea regular Cangas-Vigo en 12 metros, se incluye uno nuevo con tres líneas de atraque para las embarcaciones del servicio de pasajeros de temporada con destino a las islas del Parque Nacional, como las Cíes. Se ubicarán en la zona del muelle en donde a lo largo de todo el año “hibernan” los grandes barcos que la naviera Mar de Ons, principal encargada del transporte de ría entre Cangas y Vigo junto a RG, destina para ese transporte de temporada.

Panorámica de la estación de ría con la dársena norte en primer término.

La nueva instalación portuaria tendrá acceso independiente para no mezclar los flujos de personas que embarcan en los cruceros turísticos con los que embarcan en la línea regular, que seguirán teniendo el mismo acceso que el actual.

Los pantalanes para los barcos de temporada serán de hormigón de 12 metros de largo y 4 de ancho con 1,5 de francobordo. La primera alineación de 48 metros de longitud, por donde se accederá a ellos, se ubica en paralelo al margen oeste del muelle de pasaje, frente a la puerta principal de la estación marítima llegando desde Cangas. Las otras dos alineaciones, de 36 metros de longitud, son paralelas al muelle norte, en donde hoy “hibernan” los barcos de Mar de Ons.

Los pantalanes se fijarán con pilotes de 762 mm, excepto los adosados la muelle que se fijarán con guías HEB 160 y carros deslizantes.

El proyecto, con una inversión de casi 500.000 euros más IVA, que financia Portos de Galicia y que figuran en los presupuestos de la Xunta para 2021, prevé, además de la ampliación en 12 metros del actual pantalán del transporte ordinario, que además de prolongarse 12 metros, el cambio de su pavimento de madera, ya en malas condiciones debido al tiempo transcurrido desde su construcción, en el año 2003. El nuevo pavimento será de madera sintética, que es lo que se está utilizando en las nuevas obras de paseos marítimos y accesos a playas.

El objetivo de esta prolongación del pantalán es lograr que las embarcaciones que lo utilizan habitualmente puedan atracar en toda su eslora. Tanto en el tráfico de la línea regular de pasajeros entre y Cangas y Vigo, incluida en el Transporte Metropolitano del Área de Vigo, como en el estacional, se utilizan embarcaciones tipo catamarán con esloras comprendidas entre los 20 y los 33 metros y capacidad entre 200 y 500 pasajeros. Pueden llegar a tener base en el puerto 8 embarcaciones de este tipo.

Poco espacio en verano

Lo cierto es que en verano el muelle de Cangas se queda pequeño para el volumen de barcos que realizan el transporte, al incrementarse los servicios de temporada a las Cíes con los barcos de la naviera Nabia. En ocasiones, otras navieras también presentaron solicitud de autorización para estos viajes turísticos y llegaron a convivir hasta cuatro operadoras, con mucha tensión entre ellas por la falta de espacio. Nabia siempre se quejó de esa falta de espacio y de ser discriminada porque mientras Mar de Ons hacía uso del pantalán, la empresa de María Jesús Acuña tenía que embarcar y desembarcar su pasaje en unas antiguas escaleras de piedra del muelle, en la zona sur, que no reunían condiciones.

La ampliación de estas líneas de atraque ayudará a reorganizar el muelle, sobre todo en verano.

Balance de pasajeros

La estación marítima de Cangas rozó casi el millón de usuarios en el año 2019, aunque la pandemia del COVID y los constantes cierres perimetrales de los municipios, cortaron esa movilidad siempre fluida con la gran ciudad de Vigo y se dejó sentir en la venta de billetes del transporte metropolitano de ría.

En el año 2020, marcado por el confinamiento por el virus, el número de billetes en la línea Cangas-Vigo bajó a la mitad con respecto al año anterior. Se despacharon 532.202 billetes frente a los 985.350 de 2019. Cangas ha estado cerrada perimetralmente desde primeros de noviembre, lo que ha propiciado una caída de pasajeros de uno al otro lado de la ría, que se va a recuperar este viernes con la reapertura de movilidad con Vigo, entre otros municipios del área, salvo Moaña, que seguirá cerrada por su situación de contagios, que la mantiene todavía en el segundo nivel de restricción.

Compartir el artículo

stats