El Concello de Moaña ha aprobado, en la junta local de gobierno de ayer, el proyecto de acondicionamiento, mejora del firme y recogida de aguas del camino de Paradela a Broullón. Se trata de una medida solicitada en varias ocasiones por la Asociación Veciñal “Cruceiro do Río” de Paradela, por el mal estado de la capa de rodadura y los problemas en la recogida de pluviales, al ser una zona a donde desembocan parte de las aguas que bajan de la Autovía do Morrazo. El bipartito estima en 30.796 euros el coste de ejecución de esta obra.

Moaña espera lograr, con este proyecto, una ayuda de la Axencia Galega de Desenvolvemento Rural (Agader), pues la actuación encajaría en su plan de mejora de caminos municipales, al atravesar el vial parcelas calificadas como suelo rústico agrario.

El mal estado que presenta el firme.

El concejal de Urbanismo, Odilo Barreiro, explica que entre las actuaciones contempladas para la mejora del vial se contemplan, como trabajos previos, la excavación manual de la cuneta con extracción del material y la limpieza mecánica de la superficie del pavimento existente para el posterior extendido de una nueva capa de aglomerado. Será necesario demoler, previamente, la parte del pavimento afectada por el cruce transversal de las aguas pluviales, que se encuentra en mal estado.

Después se ejecutará la mejora de la evacuación de pluviales. Para ello se instalará de forma subterránea una nueva conducción de PVC de 400 milímetros de ancho. Se tapará la zanja y se reforzará con hormigón en masa. Serán instalados, asimismo, los pasos salvacunetas en los cruces de conexión con los caminos de servicio de las fincas agrícolas de la zona, con el fin de reducir los arrastres de tierra y piedras. Se ubicarán arquetas para acceder a la canalización y para facilitar su limpieza.

En lo que respecta a la reposición de pavimento, se actuará en un total de 884 metros cuadrados en una vía usada por coches para acceder a casas y a las fincas. También se señalizará de forma horizontal, con un pintado, el camino.