Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Adrián Pena se resiste a dimitir y duda ante IU de los acuerdos de Pazos para igualar fuerzas en ACE

Primera junta de gobierno tras la investidura de Victoria Portas.

Primera junta de gobierno tras la investidura de Victoria Portas. Santos Álvarez

El nuevo concejal de Alternativa Canguesa de Esquerdas, Adrián Pena, mantuvo el pasado sábado una reunión de tres horas con miembros de Izquierda Unida con el fin de acabar con esta situación de interinidad en el cargo, del que tomó posesión el pasado 14 de febrero. Aunque el citado edil del sector de Mariano Abalo en ACE calificó la misma como muy positiva y clasificadora, en ningún momento mostró su intención de dimitir él o el propio Mariano Abalo, con el fin de igualar las fuerzas dentro de esta agrupación electoral y que el sector de Anova, que ahora representa el de Mariano Abalo, se quede con dos concejales y el de Izquierda Unida con otros dos. IU tampoco se movió de su sitio. La representante de este partido en la mencionada reunión, Aurora Prieto, volvió a recordar Adrián Pena que ella había votado a favor de la investidura de Victoria Portas y que lo enseñó en el salón de sesiones para que no hubiera dudas, cumpliendo así su palabra, pero es ahora el sector de Abalo en ACE quien tiene que cumplir con su parte. Adrián Pena dijo desconocer los acuerdos que tenía Xosé Manuel Pazos con Mariano Abalo, incluso después los puso en duda, al preguntar donde estaban por escrito esos acuerdos, según señalan miembros de Izquierda Unida a FARO DE VIGO. Fueron tres hora de reunión para nada relajadas, donde hubo mucha tensión y donde IU salió con el convencimiento de que Adrián Pena no tenía ninguna intención de dejar el acta de concejal. Esta formación insiste en que el objetivo no es que Adrián Pena dimita, sino equilibrar las fuerzas de unos y otros dentro de ACE, por lo que les da igual si el que se marcha al final es Mariano Abalo.

Adrián Pena y Mariano Abalo insisten en el discurso que la lista de ACE fue aprobada por consenso, que es la que votó el pueblo y por lo tanto se debe respetar tal y como está, sin que nadie tenga que dimitir para igualar las fuerzas dentro de ACE.

Reparto de concejalías

La alcaldesa Victoria Portas, Mariano Abalo y Aurora Prieto mantuvieron ayer con el fin de realizar el reparto de las concejalías que tenía adscritas el fallecido alcalde Xosé Manuel Pazos. El reparto quedó paralizado porque IU insiste en saber si Adrián Pena va a dimitir o será Mariano Abalo, por fin, quien lo haga. Como solución, Mariano Abalo volvió a dar otra vuelta de tuerca: una nueva reunión para mañana en la que además de ellos esté presente Victoria Portas. Abalo no cede a las presiones de antiguos miembros de Anova, formación de la que ya no forma parte, para que cumpla la palabra que llevó a Victoria Portas a ser investida.

Sobre la mesa de juego está ahora mismo el salario de la alcaldesa, que quiere percibir lo mismo que el fallecido Xosé Manuel Pazos, que lo hacía en correspondencia a lo que dejaba de percibir como profesional de la enseñanza pública, la dedicación exclusiva que deja vacante Victoria Portas y la portavocía de ACE, con todo eso, Izquierda Unida está dispuesta a plantear batalla si el sector de Mariano Abalo no cumple su promesa, incluso la de ser un verso libre dentro de ACE. La formación cuya cabeza visible ahora mismo es Aurora Prieto se plantea también la posibilidad de no seguir acudiendo a lo que denomina ruleta de reuniones a las que Mariano Abalo somete a ACE para no salir nunca del sitio del que se partía, quiere establecer una estrategia clara y llevarla adelante, más allá de la opinión de Mariano Abalo.

Ahora mismo, tanto el sector de Izquierda Unida de ACE como el PSOE están muy recelosos con la alcaldesa Victoria Portas. El hecho de que lleve una semana en el gobierno y no haya convocado ni una sola reunión del mismo para hablar de su conformación molesta más que preocupa. No se entiende que se reuniera antes con la oposición municipal y que al gobierno le mantenga en una incertidumbre que empieza inquietar.

Plenos fuera de fecha

Hermelo, Soliño, Portas, Giráldez y Oprea, reunidos ayer. | // SANTOS Á.

Victoria Portas presidió ayer la primera junta de portavoces desde que asumió la Alcaldía de Cangas y la señalización de fecha para el pleno ordinario que el fallecimiento de Xosé Manuel Pazos obligó a suspender era el punto principal de la convocatoria. Los representantes de los grupos políticos acordaron que la sesión pendiente se celebrará el viernes 5 de marzo, previa Comisión Informativa Única, el lunes día 1. Previsiblemente, el orden del día no incluirá más puntos que las mociones que ya registraron en su día los grupos de oposición: el PP, instando al mantenimiento de las marquesinas, el carril-bici y el vial de circunvalación; el BNG, por la convocatoria de la Mesa de Mobilidade y la creación del Consello Municipal de Medio Ambiente; y Avante!, instando a soterrar el cableado de los servicios aéreos.

Otro contratiempo que tiene que solventar la Corporación de Cangas tiene que ver con el Pleno ordinario de marzo, ya que la fecha del día 26 tiene que descartarse por caer en festivo, Viernes de los Dolores. Tampoco es laborable el viernes anterior, día 19, festividad de San José, ni lo es el primer viernes de marzo, ya en plena Semana Santa. La coincidencia de tantos viernes festivos consecutivos y la conveniencia de no seguir acumulando retrasos en los Plenos ordinarios aconseja fijarlo para otro día de la semana, que será el miércoles 24 o el jueves 25, previa Comisión Informativa Única el lunes anterior. La fecha definitiva se acordará el próximo lunes, señala la regidora, aunque lo más probable es que el Pleno de marzo quede fijado para el miércoles 24.

Compartir el artículo

stats