Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Investigadores localizan, en un censo de 1877, la primera mención al origen del casco urbano de Moaña

El casco urbano actual, ya hacia la calle Concepción Arenal. |   // GONZALO NÚÑEZ

El casco urbano actual, ya hacia la calle Concepción Arenal. | // GONZALO NÚÑEZ

El origen de Moaña está en la zona de San Martiño e históricamente el barrio con más población fue el de Abelendo, hasta bien entrado el siglo XX, que fue cuando poco a poco los moañeses fueron poblando el frente marítimo hasta llegar a lo que actualmente es el casco urbano. Integrado por los barrios de A Praia, A Seara y más recientemente O Rosal, los nombres de estos núcleos no aparecían en los documentos oficiales del siglo XIX. Sin embargo, un exhaustivo trabajo de investigación llevado a cabo por el historiador local Manuel Uxío García Barreiro y por integrantes de la Agrupación Cultural Nós, encontró el primer documento que recoge la existencia de A Praia.

Se trata del censo del año 1877, que recoge por primera vez como lugar a “Playa”, en donde estarían levantados entonces “37 edificios”. El documento se puede considerar la primera referencia a los orígenes del actual casco urbano moañés.

El censo de 1877 que cita al nuevo barrio. | // A. CULTURAL NÓS

La aparición en este censo de A Praia supone un cambio en la distribución de los núcleos de población que se venía recogiendo en los documentos oficiales precedentes. Así lo explican los investigadores, que citan por ejemplo la relación de los mayores de 25 años y sus aldeas inscrita en 1725 en el libro de cuentas de la cofradía parroquial del Santísimo Sacramento. Aparece Quintela tras Verducedo y Broullón como núcleos más poblados.

En otra página del censo de 1860, incluida en el libro “A freguesía de Moaña”, de Manuel Uxío, Xosé C. Villaverde y Luís Chapela, se constata la división de Quintela en dos lugares: el propio de Quintela, que tenía 47 casas, y el de Martinga, con 18. No aparecía todavía el barrio de A Praia.

Solo en el recientemente encontrado censo de 1877 aparece el lugar de “Playa” y se deja de citar el de A Martinga que ya dependía de este nuevo lugar.

La razón de que los moañeses empezasen a asentarse en el litoral se remonta a la explotación de la pesca de bajura, cuyo éxito se fue consolidando poco a poco. De hecho, en el catastro de 1752 solo se citan cinco dornas, una de ellas de carga. Faenaban en lo que entonces se denominaba “Puerto de la Martinga”, que sin duda es el antecedente de lo que después sería el barrio de A Praia.

Nueva parroquia

Hasta la década de 1930 esta zona del litoral no supera en población a la de Abelendo. Es entonces cuando la vida urbana de Moaña empieza a tener su epicentro en el frente marítimo, lo que daría como resultado, a mediados del siglo XX, a la creación de la parroquia de O Carme, que se escindió de la histórica parroquia de San Martiño.

Hace unos 75 años comenzó la construcción del nuevo templo parroquial y Moaña quedaría dividida en dos a ojos de la Iglesia. Este templo no se finalizaría hasta hace unos meses, con la instalación del campanario en la torre sur. Dos años después de la construcción de su equivalente en la torre norte.

Compartir el artículo

stats