Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sanidade tramita la primera ampliación de las dependencias del centro de salud de Bueu

El porche y zona de entrada al centro salud de Bueu. | // FDV

La Consellería de Sanidade ha iniciado los trámites para afrontar una ampliación del centro de salud de Bueu, que sería la primera desde su inauguración en 1994. La obra consistirá en cerrar el actual porche de entrada, lo que a su vez permitiría ampliar la sala de juntas y de reuniones situada en la planta superior. Durante la pandemia del COVID-19 se ha constatado que estas dependencias disponen de una superficie claramente insuficiente para las necesidades del centro de salud y su personal.

Los trabajos se concentrarán en el bloque central de la entrada, que divide en dos partes simétricas la fachada del edificio. El inmueble está dividido en tres plantas: un semisótano, que es donde está el Punto de Atención Continuada (PAC) y algunas de las nuevas salas COVID; una planta baja, donde está la recepción y varias consultas; y una planta alta, con la mayoría de las consultas. Actualmente, se accede a la puerta principal del centro de salud a través de unas escaleras o bien por sendas rampas para personas con problemas de movilidad. Antes de entrar al edificio hay un porche, que en ocasiones sirve como lugar de espera. En el momento actual es aquí donde está el punto de triaje para que solo accedan al interior del centro de salud las personas que lo necesitan y minimizar el riesgo de contagios.

El proyecto consistirá en ampliar la estructura de la planta alta con un nuevo forjado hacia el exterior, con lo que se conseguirá un doble objetivo. Por un lado, ese patio de entrada pasará a quedar completamente cubierto y será un lugar de espera más resguardado. Por el otro, se logra aumentar las dimensiones de la planta alta. El proyecto prevé eliminar el retranqueo actual del bloque central y situarlo en la misma línea de fachada que el resto del edificio, lo que permitiría ganar como superficie útil un espacio que está sin ocupar.

De esta manera lo que se pretende es prácticamente doblar el tamaño de la actual sala de juntas, que ganaría más de 30 metros cuadrados. “Es la única sala de reuniones de la que disponemos y es muy pequeña”, explican los médicos. Es una estancia destinada a reuniones clínicas y de equipo, sesiones de formación, charlas con pacientes e incluso para los talleres de educación maternal. “Aunque llevamos la mascarilla y se mantiene ventilada el espacio es muy justo y es difícil mantener la distancia interpersonal de seguridad”, añaden. De hecho, durante la primera ola de la pandemia los facultativos optaron por reunirse en el gimnasio de la parte de fisioterapia puesto que las consultas estaban suspendidas y se trataba de un espacio más amplio.

La actual sala de juntas, de reducidas dimensiones. | // FDV

La Consellería de Sanidade presentó en octubre una solicitud de información urbanística para que el Concello dictaminase si esta actuación era viable. El arquitecto municipal subraya en su informe que el centro de salud es “parcialmente incompatible” con el actual Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM), pero concluye que el proyecto es autorizable. “Están autorizadas las obras de conservación y las necesarias para el mantenimiento del uso preexistente [...] Igualmente pueden autorizarse obras parciales y circunstanciales de consolidación, así como las de mejora, reforma y las de ampliación de la superficie construida, siempre y cuando se justifique que dicha ampliación no lo es de aquellos elementos o partes de la edificación disconformes con la ordenación”, dice el informe. En este caso el anteproyecto de Sanidade se ajusta a estos requisitos y el informe municipal es favorable.

Este dictamen ya se trasladó a los servicios técnicos de la consellería, que ahora deben presentar en el Concello el correspondiente proyecto de obra para obtener la licencia municipal.

Compartir el artículo

stats