Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Infraestructuras ataja los desperfectos en la acera de Isamil y amplía el cruce de A Moureira

El cruce está actualmente en obras.   | // SANTOS ÁLVAREZ

El cruce está actualmente en obras. | // SANTOS ÁLVAREZ

Personal de Conservación de Estradas de la Consellería de Infraestruturas trabaja estos días en atajar los graves desperfectos que sufrían las aceras de la carretera general PO-551 a la altura de la recta de Isamil, en la parroquia moañesa de Meira.

Para ello, han optado por retirar ese tramo de acera con baldosas y ensanchar el cruce del camino de A Moureira, que baja hacia la PO-551 con una fuerte pendiente y los conductores salían por un cruce muy estrecho.

Esta mejora había sido solicitada en múltiples ocasiones por el Concello desde el pasado verano, según explica la concejala de Obras e Servizos, Marta Freire. Tras remitir varios escritos con informes de la Policía Local, en una reunión mantenida en noviembre con el jefe territorial de la Axencia Galega de Infraestruturas (AXI), Freire volvió a reiterar el problema, planteándose entonces como solución el ensanche del cruce.

En noviembre se volvió a solicitar por escrito y lo mismo ocurrió en este comienzo de año, y es que la situación había empeorado con las lluvias de las últimas tormentas.

Con la mejora se ataja un problema que traía de cabeza a la Policía Local, pues Marta Freire avisa de que las lluvias arrastraban continuamente trozos de las baldosas hacia la calzada, con el consiguiente riesgo para los conductores. Los agentes debían retirar estos cascotes del asfalto constantemente.

Este tramo no se encuentra dentro del TCA de Domaio sobre el que actuará próximamente la Xunta para mejorar la seguridad viaria, con mejoras de iluminación en los pasos de peatones, ampliaciones en los cruces y una nueva rotonda en la bajada al muelle de Domaio.

Compartir el artículo

stats