Gente en el mercadillo de Moaña, a pesar de la lluvia. | // GONZALO NÚÑEZ

El coronavirus en Cangas se hace fuerte y sigue creciendo. Ayer, el número de casos se situaba en 105, con una incidencia acumulada a 14 días de 396 por cada 100.000 habitantes. El aumento de contagios respecto al viernes fue de 13, cifra significativa y que demuestra, según el jefe de servicio del centro de salud de Cangas, Benigno Villoch, que la mayoría de los contagios se producen en el seno familiar. Comenta que en ocasiones son familias enteras y está convencido de que es consecuencia de la relajación que hubo durante las reuniones celebradas en Navidad y Reyes. Así como al principio el número de bajas iban equilibrando la balanza, ahora no. A principios de semana la media de contagios estaba en siete diarios. Villoch aseguraba que en la mayoría de los casos no se requería hospitalización y la enfermedad la pasaban en casa sin síntomas demasiado virulentos. Pero sí que es cierto que la situación en Cangas se complicó bastante, cuando se pensaba que el cierre perimetral había funcionado porque los casos estaban bajando. La apertura supuso que la curva de contagios subiera. A principio no superaba en muy poco el límite de 250 casos de incidencia acumulada por 100.00 habitantes. Ahora está disparado.

En Moaña, que ayer celebró mercadillo, el número de contagios se mantiene, 151, que no es poco, con una incidencia acumulada a catorce días de 778 casos por cada 100.000 habitantes, cifra que es ya preocupante.

En Bueu las cifras son muy similares a las de la jornada anterior. Según el mapa de la página del Sergas el municipio contaba con un total de 30 casos, dos menos que el viernes. Si la fuente a la que se recurre son los datos ofrecidos directamente al Concello por la EOXI Pontevedra-O Salnés el número de infectados es de 41, los mismos que un día antes.

Desde la Alcaldía Félix Juncal habla de “estabilización” en las cifras, pero anima “a seguir manteniendo las precauciones y a no bajar la guardia”. Con todo, el regidor subraya que lo más esperanzador es estar por debajo de los 250 casos de incidencia acumulada a 14 días y apunta a un factor clave para frenar el avance de la enfermedad. “El cribado llegó en un momento óptimo porque permitió que aflorasen entre 13 y 16 casos durmientes que podrían estar propagando el virus”, señala.

Respecto al número de colegios de O Morrazo afectados por la pandemia. Cangas tiene siete colegios afectados, uno más que el día anterior: CEIP de O Hío (1), CEIP de San Roque (3), Colegio Eduardo Pondal (1), Colegio Casa de la Virgen (3), Compañía de María ((1), Sagrada Familia (2) e IES Rodeira (7).

En Moaña el número de colegios afectados es de 8: Abelendo (1), CEIP de Quintela (1), CEIP de Seara (1), CEIP de Reibón (7), IES As Barxas (4) e IES A Paralaia (5).

En Bueu, los colegios con casos son 2: el de A Pedra (3) y el de Johan Castiñeiras (3). Como se puede comprobar, tanto Moaña como Bueu mantienen el número de colegios afectados, la excepción es Cangas y es para mal, porque hay un centro más.