Efectivos de la Policía Local y del Grupo Municipal de Emerxencias-Protección Civil se desplazaron ayer a mediodía hasta el lugar de Augalevada, en la parroquia canguesa de Coiro, tras alertar el vecindario de que estaba ardiendo un contenedor de residuos en el entorno de las casas y al pie de un terreno forestal, con el consiguiente riesgo de que se extendiese el fuego. Lo evitó su rápida intervención, y, aunque también se movilizó a los Bombeiros do Morrazo, ya no fue necesaria su participación. El incidente se saldó con el recipiente de plástico quemado y los residuos esparcidos por la calzada, sin afectar a otros bienes.

Policía Local y Emerxencias-Protección Civil, en Augalevada. | // FDV

También se desplegaron los bomberos en Rodeira, el domingo a mediodía, por una alarma de incendio en una vivienda del Camiño da Garita que no llegó a concretarse. Algunos vecinos alertaron de que salía humo del inmueble y lo achacaron al mal funcionamiento de una caldera por lo que se desplazaron dos camiones desde la base operativa del parque de Castiñeiras y la Guardia Civil llegó a cortar el acceso, aunque poco después de levantó el operativo al confirmar que no pasaba nada grave.