Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La primera tienda “online” que une al comercio de la comarca suma 24.000 usuarios en su primer mes

Publicidad del nuevo “marketplace” en el centro de Cangas. |   // GONZALO NÚÑEZ

Publicidad del nuevo “marketplace” en el centro de Cangas. | // GONZALO NÚÑEZ

Loli Sánchez, de la Floristería Malopa de Cangas. | // GONZALO NÚÑEZ

El primer portal de venta “online” para agrupar a todo el comercio de O Morrazo (Comerciodomorrazo.com) está operativo desde hace más de un mes y, aunque las ventas directas a través de internet están siendo tímidas en estas primeras semanas, con solo 13 pedidos realizados, desde la federación de comerciantes Fecimo explican que el número de usuarios es alto por lo que la web empieza a funcionar como “un escaparate, porque los clientes prefieren ver en la web e ir a la tienda a comprar de forma física”, apuntan desde la federación. Con el respaldo económico de la Mancomunidade do Morrazo, pueden participar todos los comercios con independencia de su afiliación o no a algún colectivo profesional. La intención de sus promotores es crecer en participantes, productos y ventas de forma exponencial en los próximos meses. Señalan que, ya solo como escaparate “es un éxito, porque logra llevar las tiendas a las casas durante 24 horas al día”.

Y es que a lo largo de este primer mes han visitado este “marketplace” un total de 24.000 usuarios, que iniciaron 46.000 sesiones en la página. La duración media de cada usuario es de casi cinco minutos de permanencia en esta plataforma viendo los distintos objetos a la venta a modo de “escaparate virtual”.

De momento son 30 las tiendas que participan. Hasta 15 de ellas son comercios de Cangas, 8 de Bueu y 7 de Moaña. Los productos están divididos por categorías y se pueden adquirir desde objetos de librería y papelería, hasta juguetes, ropa y calzado, productos de perfumería, de joyería, de cuidado para mascotas, de construcción y bricolaje, de higiene, de cosmética o de artesanía.

Desde Fecimo explican que trabajan ahora en desdoblar las categorías de productos para facilitar que los clientes localicen más fácilmente aquellos que necesiten. También están desarrollando la API (interfaz de programación de aplicaciones) que permitirá conectar automáticamente a esta plataforma a todos aquellos negocios de O Morrazo que ya tienen un “e-commerce” en marcha. Aguardan que esto suponga un incremento sustancial de los productos y tiendas presentes en este “marketplace”.

A mayores, y para seguir extendiendo entre la ciudadanía el uso de esta plataforma, Fecimo espera tener disponible este espacio de ventas en menos de un mes dentro de las aplicaciones móviles de “ComercioDoMorrazo” que publicaron a comienzo de diciembre y que están disponibles para su descarga tanto en teléfonos con sistema operativo Android como en iOS.

La puesta en marcha de esta plataforma partió de la necesidad de reactivar el comercio local ante la crisis que supuso la pandemia de COVID-19, agravada también por el cambio de hábitos de muchos vecinos durante los meses de confinamiento, que empezaron a apostar de forma más decidida por las compras a través de internet, para evitar así riesgo de contagios en los desplazamientos.

Este plan de reactivación impulsado por la Mancomunidade do Morrazo incluyó la formación telemática para aquellos empresarios que buscaban dar el salto a las ventas por internet y contempló también la creación de un directorio de empresas en la web “Domorrazo.com”. También se puso en marcha una campaña de promoción del comercio de proximidad con tres anuncios difundidos a través de las redes sociales y protagonizados por actores de la comarca.

La última pata del plan de reactivación pasa por las campañas de fidelización de clientes para garantizar su acceso a los comercios incluso si la situación sanitaria empeora y las autoridades vuelven a encerrar a la población en sus domicilios.

“Mucha gente opta por llamar tras ver el producto en la Red”

Uno de los 30 comercios que ya participan en el “markeplace” de O Morrazo es la Floristería Malopa de Cangas. Su responsable, Loli Sánchez, afiliada al colectivo Cangas Vella, explica que ya tenía “dos años de experiencia con la venta online a través de mi propia página web. Sobre todo recibimos encargos para la comarca y realizamos nosotros mismos el reparto”. Destaca también la importancia de tener los productos “online” “aunque sea como un escaparate y después para los pedidos muchos clientes prefieran llamar por teléfono”. Espera que poco a poco los clientes empiecen a conocer la nueva plataforma de venta por internet con la que se pretende hacer frente a gigantes del comercio digital cuyo crecimiento amenaza a los pequeños negocios de proximidad. “En estos momentos estamos poniendo mucho esfuerzo también en el programa de fidelización de clientes. Poco a poco irá creciendo la plataforma de venta por internet”, entiende Loli Sánchez. “En el caso de las floristerías, hay muchas empresas que venden por internet, pero las que tienen dinero para posicionarse mejor en los buscadores suelen ser meros intermediarios que después llaman a las floristerías para hacernos los encargos. Siempre es más caro para los clientes que contactar directamente con floristerías”, desvela la usuaria. La Mancomunidade se encarga de financiar este año el mantenimiento del “marketplace” y tiene contratado a un técnico para resolver las dudas de los vendedores que quieran participar. Esta misma semana varios colectivos como Cangas Vella solicitaron extender estas ayudas también al año 2022.

Compartir el artículo

stats