La incidencia del coronavirus sigue a la baja en Bueu –que hoy afronta su tercera jornada de cribado masivo–, se mantiene estable en Cangas y continúa subiendo en Moaña. La comarca registraba ayer un total de 168 casos activos, según los datos facilitados por el Servizo Galego de Saúde (Sergas) y de las respectivas Estruturas Organizativas de Xestión Integrada (EOXI). Moaña sigue encabezando esa lista con un total de 81 contagios, siete más que en la jornada previa; en Cangas hay 55, uno más que el día anterior; y Bueu contabiliza 32 casos, uno menos que el viernes.

El municipio bueués llega hoy al ecuador del cribado con el que se quieren hacer aflorar los posibles casos asintomáticos. La afluencia de vecinos a las carpas de As Lagoas volvió a ser masiva y entre los que acudieron a retirar los botes para tomar los test de saliva estaba el propio alcalde, Félix Juncal, que tenía cita para poco antes de la una del mediodía. El regidor aprovechó para reunirse en el mismo lugar con la exconselleira de Sanidade Rocío Mosquera, que es la responsable de Galaria, la empresa que se encarga de realizar las pruebas. Las personas citadas el primer día ya podían acudir a la carpa emplazada en la calle José María Estévez para entregar los tubos con las muestras de saliva para analizar en el servicio de Microbiología del hospital Álvaro Cunqueiro. De los 2.646 repartidos el viernes ya se entregaron 2.509. En lo que respecta a la participación en la jornada de ayer, según los datos facilitados había citadas 2.277 personas y se entregaron 2.249 recipientes para los test de saliva.

A partir de hoy está previsto que comiencen a realizarse las pruebas PCR por vía nasofaríngea, que están reservadas para los vecinos mayores de 70 años, y que continuarán mañana lunes. Félix Juncal volvió a animar a la ciudadanía a participar en este cribado voluntario porque permitirá tener una radiografía certera de la situación del municipio. Los datos que aparecían ayer en el mapa del Sergas reflejaban que había 28 casos (cuatro menos de lo que la EOXI Pontevedra-O Salnés le trasladó al Concello), pero lo más importante era la incidencia acumulada. Por primera vez en muchas semanas esa variable es inferior a los 250 casos por cada 100.000 habitantes. “Ahora hay que esperar a ver cómo afectan los resultados de este cribado porque van a aflorar nuevos casos, pero lo importante es tener un conocimiento lo más real posible de la situación”, aseguraba a última hora de ayer el alcalde de Bueu.

La residencia de Aldán testará a los trabajadores este martes

El positivo de una trabajadora de la residencia de mayores de Aldán, que se encuentra asintomática, puso en alerta al centro, que había logrado escaparse de los contagios desde el pasado verano, después del brote sufrido en primavera. La intención es que este lunes se le realicen pruebas PCRs a todos los residentes del sector en el que se encontraba ubicada la trabajadora. Algunos familiares solicitaron incluso acelerar estas pruebas. Además, el martes se realizará otro cribado de saliva a todos los trabajadores para descartar nuevos contagios si el resultado es el deseado. El caso detectado se produjo precisamente tras uno de los test semanales de saliva a la plantilla. El centro comunicó la situación a todos los familiares por escrito y prometió ponerse en contacto con las familias en cuanto tenga el resultado de las PCR del lunes. Según información de los familiares de usuarios, no se registra en el centro ningún caso de residente que presente síntomas sospechosos de COVID-19.