El levantamiento del cierre perimetral de Cangas decretado por la Xunta tras dos meses de aislamiento ha disparado las consultas de ciudadanos de otros municipios que quieren conocer si siguen vigentes algunas restricciones de movilidad y también de quienes se han decidido a visitar la villa, sobre todo las zonas costeras de la parroquia de O Hío. La afluencia es tal que la Policía ha sido requerida en múltiples ocasiones a lo largo de la semana para comprobar posibles incumplimientos, en especial en el entorno de Donón, y los agentes están realizando controles de mañana y tarde para identificar a los visitantes. Aunque han detectado la presencia de vecinos que siguen “confinados”, como Bueu, Moaña o Vigo, una gran mayoría son cangueses o de otros concellos gallegos con el mismo nivel de restricciones que Cangas, donde hay libertad de movimientos, por lo que las visitas son “legales”, aclara el jefe del cuerpo de seguridad municipal.

Entre las consultas recibidas en los últimos días abundan las que tienen que ver con la posibilidad de cruzar Moaña o Bueu para ir a Cangas sin infringir la normativa, ya que en estos dos municipios están sometidos a mayores restricciones debido a sus peores datos de incidencia de contagios. Tras consultarlo con la Xunta, Alberto Agulla señala que sí pueden atravesar esos municipios si el destino es Cangas u otros concellos en esa situación. Lo que no pueden es quedarse en Moaña, Bueu u otros lugares sometidos a aislamiento, como tampoco los vigueses, moañeses o bueueses pueden desplazarse fuera de sus propias lindes municipales.

Solo en los controles realizados en las inmediaciones de Donón, los agentes de la Policía Local identificaron a más de un centenar de personas o grupos que se desplazaban en vehículos particulares y caravanas y denunciaron a los infractores, aunque estos son “una minoría”. Los demás procedían de lugares sin ese tipo de limitaciones.