Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Bueu compostó más 100 de toneladas de residuos orgánicos y recicló 7.000 litros de aceite

El compostero comunitario situado en la prolongación de la calle Johan Carballeira. |   // GONZALO NÚÑEZ

El compostero comunitario situado en la prolongación de la calle Johan Carballeira. | // GONZALO NÚÑEZ

El programa de compostaje y reciclado de aceites usados continúa con su proceso de consolidación en Bueu. La Concellería de Medio Ambiente hace balance del recién finalizado año 2020, en el que según los datos de la maestra compostera del Concello se compostaron más de 100 toneladas de residuos orgánicos y se recuperaron cerca de 7.000 litros de aceites. Son números importantes, pero más importantes todavía son las otras cifras que llevan aparejadas. Con el compostaje se consiguió evitar la emisión de más de 77 toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera y en el caso de los aceites se impidió la contaminación de 7,6 millones de litros de agua, que serían tratados en la depuradora municipal de Cabalo (Beluso).

Con estos resultados desde la Concellería de Medio Ambiente quieren seguir apostando por el compostaje y por la concienciación ciudadana. Actualmente en Bueu hay dos centros de compost comunitarios, ambos en el entorno de As Lagoas: uno en las inmediaciones de la prolongación de la calle Johan Carballeira y el otro en José María Estévez. El concejal del área, Xosé Leal, avanza que la intención para este año es poner en marcha otros dos composteros comunitarios. Uno estará en Beluso, en el entorno de la Rúa Nova, y el otro en un punto céntrico de Bueu para dar servicio a los residentes en las calles Ramal dos Galos, Ramón Bares y Castelao y de las avenidas de Marín y Cangas.

Los datos municipales señalan que los dos centros de compostaje comunitario trataron más de 30 toneladas de biorresiduos, de los que se obtuvieron 16.178 litros de compost, que se repartieron entre las 110 personas que participan de este programa. Esto a su vez equivale a 23.700 kilos menos de dióxido de carbono en el aire.

A mayores hay que unir el programa de compostaje individual, en el que participan 150 vecinos de la localidad. Estos composteros individuales fueron repartidos con la colaboración del Plan Revitaliza de la Diputación de Pontevedra y de Sogama. Se estima que se compostaron más de 70 toneladas, que a su vez supusieron 53.600 kilos menos de dióxido de carbono a la atmósfera.

Xosé Leal destaca que estas cifras redundan en una mayor calidad del aire y es un ejemplo “muy positivo de que se puede actuar en clave local ante un problema global”. El concejal de Medio Ambiente también pone en valor el compromiso de las personas que tienen un compostero individual en sus viviendas y anima a más vecinos a sumarse a esta iniciativa.

Centros educativos

Para que el compostaje se consolide plenamente es necesaria la implicación de los más jóvenes y desde las concejalías de Medio Ambiente y Ensino sostienen que en este sentido el futuro parece asegurado. Desde el año pasado hay depósitos de 800 litros en los colegios de Beluso, Virxe Milagrosa y A Pedra y en este último está previsto instalar otro más debido al gran volumen de residuos que genera. En el caso de A Torre-Cela se incorporará al programa en los próximos meses. “Así podemos tener asegurado el futuro del compostaje porque el alumnado tiene un poder muy importante para influir y concienciar a las familias”, argumenta Xosé Leal.

En lo que respecta a la recogida de aceites usados, desde la Concellería de Medio Ambiente se promovió la instalación de depósitos en Montero Ríos, Pazos Fontenla, José María Estévez, Avenida de Marín y Loureiro –en la zona más urbana–; en la Praia de Beluso, Rúa Nova y Cabalo –en la parroquia de Beluso–; y en Agrelo y en las inmediaciones del cementerio de Cela, en esta parroquia. El aceite debe depositarse en botes de plástico de hasta dos litros de capacidad y durante 2020 se recogieron casi 7.000 kilos, una cifra que se espera aumentar durante este año.

La empresa tenía comprometida la dotación de recipientes comunitarios para que los vecinos de las zonas rurales pudiesen depositar los aceites en los locales municipales, aunque la pandemia sanitaria del COVID-19 impidió completar este proceso. Xosé Leal asegura que la iniciativa se retomará durante este año.

Compartir el artículo

stats