La vacuna llegó ya a los centros de salud de Cangas y Moaña y las dos enfermeras encargadas de administrarlas pusieron la primera dosis a un total de 127 trabajadores entre el personal médico, los enfermeros y el personal administrativo (PSX). Hoy está previsto que se administren a los trabajadores del centro de salud de Bueu, ya en el área sanitaria de Pontevedra. La comarca encaró el día de ayer con 161 contagiados en total. Destaca Moaña con la pandemia disparada y 72 casos activos según la EOXI. En Bueu la EOXI constata 37 positivos y en Cangas 52, según el mapa del Sergas.

Desde casi las nueve de la mañana, dos enfermeras vacunaron a los trabajadores de ambos centros de salud. Las vacunas llegaron a primera hora de la mañana al ambulatorio de Cangas, escoltadas por la Policía Nacional. Las enfermeras utilizaron la sala de la biblioteca para atender uno a uno a todos los profesionales que dieron su visto bueno a la dosis. Todos tenían su cita a través de SMS. Pasaron, en Cangas, hasta 77 trabajadores de una plantilla de cerca del centenar. “Las renuncias son mínimas y suelen deberse al miedo por la rapidez con la que se desarrolló la vacuna, pero es igual de segura que las que suministramos a los bebés para otras enfermedades”, explica la enfermera Marina Fontán, que junto con su compañera María Pastoriza, son trabajadoras del centro de salud cangués y se ofrecieron voluntarias para la formación y para vacunar en todos aquellos lugares que les señala el Sergas. Ellas dos, por lo tanto, vacunaron en el geriátrico de Aldán y en otras residencias del área de Vigo como las de la propia ciudad olívica, A Cañiza, Salvaterra o Tomiño.

A media mañana se vacunó en Cangas también el coordinador del centro de salud Benigno Villoch. “Se trata de una vacuna muy segura. Solo nos falta la información de saber el tiempo de inmunidad que garantiza, pero eso es algo que no sabremos hasta dentro de dos años”.

Esperando estaba la higienista dental Cristina Dourado. “Estaba deseando vacunarme porque creo que todos nos sentiremos más seguros”. Alega, ante los temores expresados por parte de la población, “que deben tener más miedo a la enfermedad. Al fin y al cabo llevamos toda la vida vacunándonos y los casos con alguna complicación son mínimos”.

También con ganas de recibir la primera dosis fueron citadas dos doctoras del Punto de Atención Continuada (PAC) de Cangas. María Francisca Turienzo señala que “hasta nos hacemos una foto para celebrarlo, después de un año tan duro”. Señala también que los trabajadores sanitarios “tenemos que dar ejemplo para que la gente no tenga miedo. Nosotras, en urgencias, escuchamos muchas dudas y decimos que ya se ha vacunado mucha gente, no un grupo pequeño, y que la inmensa mayoría de los sanitarios no tenemos dudas”.

Su compañera Ada Yera, también del servicio de urgencias de Cangas, aplaudió “que llegase la vacuna tan pronto. No esperábamos todo tan rápido”. Se muestra partidaria de ponerse la dosis “porque los sanitarios estamos muy expuestos y tenemos que estar protegidos por nosotros y para proteger a los pacientes y también a nuestros familiares en casa”.

Tras finalizar el trabajo en Cangas, pasadas las 12.30 horas, las dos enfermeras se desplazaron con el material a la Casa do Mar de Moaña, en donde casi todos los trabajadores accedieron a ponerse la primera dosis. Las vacunas llegaron en una nevera y las enfermeras que se ofrecieron voluntarias las subieron a la planta alta con ayuda de una silla de ruedas.

Pasaron por el espacio escogido 50 personas hasta cerca de las cuatro de la tarde. Al igual que ocurrió en Cangas, las encargadas de la vacunación preguntaron por sus alergias a todos los participantes y les informaron de las contraindicaciones propias “de esta y del resto de vacunas”. Todos ellos permanecieron en el centro 15 minutos después de recibir la dosis para descartar reacciones. “Lo más frecuente sería que la zona del pinchazo se pusiese roja e inflamada, en el caso de que ocurra algo, que no suele pasar”, les explicaron las encargadas de llevar a buen término la campaña.

La primera profesional en recibir la dosis en Moaña fue Manuela de Bernardo, enfermera del turno de tarde. “No tuve dudas en ningún momento. No estamos en época de tener dudas. La gente no debe dudar porque las vacunas salvan muchísimas vidas. Es verdad que se hizo rápido pero seguro que se hizo con todas las garantías que se requieren. Estamos en una situación en la que hay que vacunarse, incluso aunque haya algún efecto secundario, como con otras vacunas. Me la pusieron muy rápido y no sentí nada de dolor”, explicó al salir de la sala mientras, fuera, muchos compañeros hacían fila para recibir su correspondiente dosis.

Más allá de los trabajadores de los centros de salud, también los técnicos sanitarios de las ambulancias del 061 de Cangas y Moaña fueron vacunados ayer. Ellos acudieron al hospital Álvaro Cunqueiro para recibir las dosis.

Geriátrico

El coordinador del centro de salud de Cangas explicó que el miércoles 20 de enero está prevista la segunda dosis en la residencia de mayores de DomusVi en Aldán. Se seguirá el mismo procedimiento que el pasado 31 de diciembre, con 130 residentes y 90 trabajadores recibiendo esta vacuna que sería ya definitiva.

“En las residencias el porcentaje de participación es prácticamente total”, explican las enfermeras que se encargan de esta campaña. El geriátrico de Aldán se mantiene libre de nuevos brotes de COVID-19. Tras lo sufrido en primavera, con 30 mayores fallecidos por la pandemia, desde entonces las medidas de precaución extremas adoptadas por el centro están dando sus frutos.

Por otro lado la alcaldesa de Moaña, Leticia Santos, participó ayer en la reunión telemática del comité de seguimiento de la Xunta. Junto a su homóloga de Redondela pidió al ejecutivo gallego que gestione la inclusión como personal sanitario y prioritario a la hora de recibir la vacuna de los trabajadores del Servicio de Atención no Fogar (SAF). “También son sanitarios. Están con grupos de riesgo y atienden hasta a cuatro viviendas distintas en una jornada, con lo que ello implica a la hora de poder contagiarse”, argumentó.

Insistió, Santos, en reclamar al fin vigilancia efectiva de las fuerzas y cuerpos de seguridad para controlar los límites perimetrales de cada municipio y reclamó ayudas para el sector hostelero, que en Moaña debe afrontar nuevas restricciones cerrando desde hoy a las 18.00 horas y solo atendiendo en terraza. Se le explicó que hasta las 22.00 horas se puede servir comida para recoger y que no hay horario para los repartos a domicilio.

La incidencia crece en los colegios hasta los 30 contagios

La incidencia del COVID-19 en los centros escolares de O Morrazo vuelve a crecer y regresa a los 30 estudiantes contagiados en estos momentos. En total son 14 los centros afectados. Cangas tiene 11 positivos activos. Cuatro de ellos en el instituto Rodeira y otros cuatro en el instituto María Soliño. Se le suman un positivo en el CEIP Castrillón, otro en el colegio Pondal y un tercero en el Sagrada Familia de Aldán. En Moaña el número de positivos activos en colegios también es de 11. Destaca el CEIP Abelendo, que tiene seis casos en estos momentos. El CEIP Quintela cuenta con dos positivos. La escuela infantil Dalila tiene un caso, el CEIP Reibón otro y finalmente el CEIP Tirán también registra un positivo en coronavirus en estos momentos. Menor es la incidencia en Bueu, en donde a nivel global las medidas de restricción se están dejando sentir con una bajada significativa de los contagios diarios de COVID-19. En los colegios bueueses hay en estos momentos ocho positivos activos. Cuatro de ellos en el CEIP A Pedra del centro de la villa. El instituto Johan Carballeira suma dos positivos, el CEIP Montemogos tiene un caso y el instituto Illa de Ons otro.

La doctora del centro de Cangas Ada Yera recibe su vacuna. | // G.N.

Llegada de las dosis a la Casa do Mar de Moaña. | // GONZALO NÚÑEZ

La vacuna llega a los centros de salud con 127 sanitarios inmunizados en Cangas y Moaña

La vacuna llega a los centros de salud con 127 sanitarios inmunizados en Cangas y Moaña

“Es muy segura. Solo falta saber cuánto tiempo dura su inmunidad”

Benigno Villoch - Coord. del centro cangués

La vacuna llega a los centros de salud con 127 sanitarios inmunizados en Cangas y Moaña

La vacuna llega a los centros de salud con 127 sanitarios inmunizados en Cangas y Moaña

“Los sanitarios tenemos que dar ejemplo al resto de la población”

Francisca Turienzo - Doctora del PAC de Cangas

La vacuna llega a los centros de salud con 127 sanitarios inmunizados en Cangas y Moaña

La vacuna llega a los centros de salud con 127 sanitarios inmunizados en Cangas y Moaña

“Animamos a toda la población a vacunarse cuando lo establezca el plan”

Óscar Graña - Técnico ambulancia Cangas

La vacuna llega a los centros de salud con 127 sanitarios inmunizados en Cangas y Moaña

La vacuna llega a los centros de salud con 127 sanitarios inmunizados en Cangas y Moaña

“La gente no debe dudar porque las vacunas salvan muchísimas vidas”

Manuela de Bernardo - Enfermera de Moaña