La pérdida de la subvención de 32.000 euros para el parque forestal de Cabo Udra por parte del Concello de Bueu ha tenido una reacción inmediata por parte de la oposición municipal, que considera este hecho como “una prueba más del desgobierno de este gobierno” bipartito. La portavoz del PP, Elena Estévez, reprocha que desde la Alcaldía no se asuman responsabilidades y que se opte “por sacar pecho” para garantizar que la obra se realizará asumiendo el Concello esos 32.000 euros. Por ello reclama la intervención del vicealcalde y portavoz de ACB, Julio Villanueva, para exigir responsabilidades y que “no se convierta en socio cómplice de esta mala gestión”.

El PP insta a Villanueva a no permanecer impasible ante una situación que se repite y citan la renuncia a 101.400 euros del GALP para el astillero de Banda do Río, los 23.400 euros de “O teu primeiro emprego”, otros 15.000 euros de dinamización lingüística o la indemnización de 11.000 euros por invadir la finca de un vecino de Bueu. “Una cosa es que tenga que envainársela una vez, como el mismo dijo en una ocasión, y otra muy distinta es que trague con todo”, sostiene Elena Estévez.

La portavoz de los populares asegura que el regidor, Félix Juncal, ya conocía en el mes de octubre, cuando se celebró la reunión con los comuneros, cuál sería el desenlace de este expediente y le acusa de “engañar una vez más a la comunidad de montes antes de asumir su responsabilidad”. Desde el PP entienden que la petición de prórroga presentada ante la Diputación estaba condenada al fracaso a tenor de la respuesta dada a otros ayuntamientos que plantearon solicitudes similares. “¿Pensaba que lo iban a tratar de forma diferente y que le iban a dar lo que le estaban denegando ya a otros concellos?”, se pregunta Estévez.

Este asunto sirve para que el PP vuelva a poner en tela de juicio las dedicaciones dentro del gobierno municipal, con tres parciales para otros tantos concejales y una exclusiva para el alcalde. Elena Estévez reprocha que ninguno de los cuatro “fuese capaz de hacer un seguimiento” al expediente para poder justificar la ayuda provincial. Para el principal grupo de la oposición el “colmo” es que Juncal se presente como el alcalde que “lo arregla todo y que aquí no pasa nada” asegurando que el Concello asumira con fondos propios la parte de la subvención provincial. Elena Estévez subraya que eso implica que esos 32.000 euros no se podrán destinar a otras obras también “muy necesarias”.