El cierre oficial de parques infantiles y otros espacios públicos sirve de pretexto al Concello de Cangas para obviar su mantenimiento y aparcar su higiene y ornato. Así lo detecta el grupo municipal del PP, que, a través de la concejala Dolores Hermelo, pide al gobierno bipartito que no deje que se deterioren estos lugares y los mantengan al menos “un mínimo”. Como ejemplo, la edil popular alude al parque de la alameda de O Señal, que está inmerso en el proceso de conversión de “galáctico a futuro huerto urbano”.

Recuerda Hermelo que el cierre de estos espacios públicos fue una de las consecuencias de la pandemia de COVID-19 para garantizar la necesaria distancia social. Y que en los últimos meses el PP preguntó reiteradamente sobre la falta de limpieza de los parques infantiles, recibiendo por respuesta, verbal, que la desinfección se estaba haciendo, aunque en realidad no era así, por falta de medios. Si no se hacía con el buen tiempo y parques en uso –a pesar de las restricciones–, menos esperan que se haga ahora, reconoce la concejala, que aún así insiste al gobierno local en tomar medidas al respecto.

Que los parques estén formalmente cerrados no impide su uso por familias o personas que se saltan la normativa, por lo que los responsables municipales deben superar su “desidia”, dar ejemplo y actuar para que estas instalaciones no se sigan deteriorando, recalcan desde el Partido Popular.