El alcalde de Cangas, Xosé Manuel Pazos (ACE) quiere recuperar para uso público el edificio donde se situaba antes el viejo matadero municipal, ubicado en A Congorza, muy cerca de la Estación Depuradora de Residuos (EDAR) de Areamilla y del complejo industrial de Massó.

Ahora mismo, el citado inmueble está ocupado por viejas embarcaciones y hasta la fecha estaba completamente olvidado por parte del Concello de Cangas. El regidor local considera que sería una instalación para que las asociaciones tuvieran espacio para realizar sus diferentes actividades, sobre todo para clases de baile, que son las que más se demandan. También existe la posibilidad de que sirva como almacén para guardar propiedades municipales.

Xosé Manuel Pazos ya encargó a los técnicos municipales un estudio de la situación actual del viejo matadero, que no parece tan mala como aparenta. Se considera que con poco dinero se puede reformar una instalación municipal y sacarle más partido que hasta ahora. Hace muchos años que el viejo matadero está fuera de cualquier proyecto municipal. Xosé Manuel Pazos piensa que su recuperación supondría hacer más eficaces las instalaciones municipales. Muchas personas de Cangas tienen la sensación de que este viejo edificio pertenece al complejo industrial y conservero como Massó.

Pero no será el único inmueble municipal que el alcalde pretende recuperar del abandono o del olvido al que está sometido desde hace años. De hecho, Xosé Manuel Pazos está realizando una lista de este tipo de inmuebles que hay en el Concello de Cangas.

También parece necesario actuar en las denominadas naves de Ojea que se recuperaron para propiedad municipal. También ejercen de almacén, aunque de su seguridad total se duda. Ya que permanecen tal cual fueron entregadas en su momento por el Servicio Provincial de Costas de Pontevedra.