Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La enésima vida del galeón “Eliseo”

Operarios, trabajando en la rehabilitación del “Eliseo” en el astillero de O Grove. | // ASOCIACIÓN SUESTE

Camino de los 113 años, el galeón “Eliseo” prolongará nuevamente su vida útil y, una vez más, gracias al trabajo de la Asociación Recreativa e Cultural Sueste, de Moaña. Dos años lleva esta vistosa embarcación tradicional sin surcar los mares de la ensenada moañesa. Desde entonces permanece en las instalaciones de los Astilleros Garrido, en O Grove, “que son de plena confianza y están especializados en barcos históricos”, explica el presidente de Sueste, Pablo Martínez. La necesidad de encontrar financiación para la rehabilitación retrasó los trabajos. De hecho, el colectivo tuvo que recurrir a un crédito solicitado en abril de 2020 y recientemente recibió una importante subvención de la Diputación de Pontevedra. La ayuda llegó a los 13.887 euros con el objetivo de fomentar la recuperación de un bien cultural que demuestra “la gran riqueza y singularidad del patrimonio marítimo de la provincia, que es necesario preservar y difundir”, según alegó la diputada de Patrimonio María Ortega.

Desde Sueste entienden que el galeón “Eliseo” es posiblemente el barco activo más antiguo de Galicia, pues va camino de los 113 años. Fue botado en 1908 con el nombre de “Pepita”. Fue un galeón de rías en sus inicios dedicado al transporte de mercancías entre diferentes villas del litoral gallego. Construido hace más de un siglo en uno de los astilleros de O Freixo (Serra de Outes) cuenta con 11,20 metros de eslora y capacidad para 12 pasajeros.

Tareas para mejorar la madera de la cubierta. | // A.S.

Esta semana se acabarán las tareas de rehabilitación en O Grove con cambios en el forro exterior y en distintos elementos del casco y la cubierta del barco “que estaban en mal estado”. Pasará las próximas semanas en Cambados para la instalación de un nuevo motor.

En su primera etapa el “Eliseo” perteneció al fomentador catalán José Romaní Ferrer afincado en Esteiro (Muros) y se dedicó a la pesca de sardina hasta 1925, cuando pasó a manos de un armador de Vilalonga (Sanxenxo). En esa localidad pasa hasta por siete propietarios distintos y se utiliza para el transporte de productos como ladrillos y tejas. Entre 1948 y 1972 su propietario fue Eliseo Rey Bustelo, de Rianxo, que los dedica al transporte de leña y arena y le instala por primera vez un motor. Desde entonces y hasta 2005 tuvo su base primero en Vilanova de Arousa y después en O Grove. Ya en 2005 Sueste adquiere el barco para su primera rehabilitación, devolviéndole la forma primitiva para su navegación a vela. Surcó las Rías Baixas hasta Moaña de nuevo en el año 2009. En un par de meses su silueta volverá a verse en el mar, navegando hacia Moaña de nuevo.

Compartir el artículo

stats